16 de Julio se firmará la Nueva Independencia

315

Venezuela, con la revolución chavi-madurista perdió su independencia. Hoy  es un país intervenido políticamente por los cubanos, que anexaron a Venezuela al propósito de convertirlo en su válvula económica y alianza para los objetivos estratégicos de su política exterior en la expansión del comunismo. Perdió en consecuencia su independencia política; así como su independencia económica a manos de los chinos y rusos, a quienes les debemos todo y a quienes se les permitió la privatización de la explotación de petróleo. Sin independencia política ni independencia económica, no hay nada que celebrar. Todo lo contrario, levantar nuevamente la voz de independencia de Venezuela en esta nueva etapa y que sea el mañana 16 de julio, fecha donde el pueblo venezolano en ejercicio de su derecho asista masivamente a votar en claro testimonio de legitimar la acción política de los demócratas para elevar las acciones políticas que nos conduzcan a la independencia de Cuba, de Irán, de chinos, rusos, sirios y vietnamitas de viejo cuño.

Cómo se puede hablar de independencia si el pueblo tiene hambre, donde existe escasez, racionamiento; una admitida crisis alimentaria y crisis humanitaria, si los pacientes cuyas vidas dependen de un medicamento para vivir mueren por su escasez. Cómo se habla de independencia si dependemos de la gasolina que ahora nos vende Estados Unidos para cubrir el 70 % del consumo nacional, si el único que nos paga al contado es el tan cacaraqueado imperio, que al final sostiene esta mediocre revolución. Cómo se habla de independencia con 44 mil cubanos en todas las áreas de la administración pública que le rinden cuentas directas a Raúl Castro. Cómo podemos hablar de independencia cuando en el país se instaló el narcotráfico como amo y la corrupción como sistema. No es independiente un país ni sus ciudadanos si les confiscaron su derecho al salario digno, a la libre empresa, al libre comercio, a la libertad económica para que se dedique con libertad a la actividad económica de su preferencia. No puede ser libre Venezuela si sus ciudadanos dependen de un chavista para que los metan en una lista de miseria de CLAP, no es Venezuela un país independiente si 2 millones de venezolanos han tenido que irse buscando otros destinos de vida. No se puede hablar de independencia si el Gobierno impone sus políticas e ideas por vía del fraude y de las armas. No es Venezuela independiente si sus poderes públicos están secuestrados, si el TSJ cogobierna con sus decisiones. No puede ser independiente una nación si vendió al mejor postor al arco minero.

Venezuela es un país en ruinas y endeudado, intervenido por el imperio chino y controlado políticamente por Raúl Castro. La lucha es por una nueva independencia y la convocatoria a consulta busca que el pueblo decida y le otorgue a los demás la legitimidad para actuar, marcando en las tres preguntas en el ovalo del SI como respuesta.

Cuando le pregunten ¿Qué legitimidad tiene esta consulta popular? responda, la misma que tuvo el acta de independencia del 5 de julio de 1811, que Fernando VII igual que Maduro decía que era ilegal.

Carlos Casanova  Leal