La familia es definida como un grupo de personas unidas entre sí, las cuales viven juntas como grupos enlazados, según un parentesco y convivencia. Además, hay otras formas de familia mediante el método de la adopción. Los lazos que la definen y consolidan son los vínculos de afinidad, representado socialmente por el matrimonio, los enlaces de consanguinidad, como la filiación entre padres e hijos o también los lazos entre los hermanos provenientes de un mismo padre. Sobre la acepción de la familia no hay consenso al respecto. Desde el punto de vista antropológico la familia es considerada inferior al clan, la tribu y la nación, así como otras formas de sociedad organizada. El origen de la familia data de tiempos inmemoriales, al establecerse una alianza entre dos o más grupos de descendencia, a través del enlace matrimonial de dos de sus miembros. En términos generales la familia la componen los parientes, por aspectos de consanguinidad, afinidad, adopción y otras razones afines, catalogadas como integrantes de la colectividad familiar.

El rol importante de la familia está basado en dos pilares trascendentales para la existencia del ser humano. Uno de ellos, consiste en que la familia brinda, practica y ejerce al recién nacido cuidado, protección y cariño, reglas de comportamiento y lo guía por un sendero apropiado durante la infancia y niñez. Otro de los factores vitales dentro de la familia es la posibilidad de instaurar vínculos de comunicación con la sociedad que la rodea, para lograr la convivencia. Aunado a los anteriores roles, es importante la planeación del grupo familiar, para organizar con anticipación acciones en pro de los integrantes afines.

En atención a la importancia que la comunidad internacional otorga a la familia por su estelar papel en la formación desde la infancia hasta la era adulta de los seres humanos, la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 47/237, decidió el 20 de septiembre de 1993 que el 15 de mayo de cada año se conmemore el DÍA INTERNACIONAL DE LA FAMILIA. En ese orden estableció: “El Día Internacional de las Familias se celebra cada 15 de mayo. Este año se centra en resaltar el papel que juegan las familias y las políticas orientadas a la familia en el fomento de la educación y el bienestar de sus miembros, en particular la educación infantil y la formación continua para niños y jóvenes.

También destaca la importancia de los miembros de la familia que se dedican al cuidado de los otros sean padres, abuelos, hermanos… y se focaliza en las buenas prácticas dirigidas a conciliar la vida familiar y laboral y a asistir a los progenitores en su papel de educadores y cuidadores. Asimismo, se destacan las buenas prácticas en el sector privado que apoyan a madres y padres trabajadores, así como a los jóvenes y las personas mayores, en sus lugares de trabajo”. (Organización de las Naciones Unidas).

La celebración de esta efemérides tiene por objetivo promocionar el debate sobre la importancia de “los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad entre los géneros, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y de la contribución de la cultura al desarrollo sostenible”.

Para hablar sobre la importancia de la familia, es necesario e imprescindible sostener que la familia siempre ha sido, es y será, el principal pilar de la sociedad. A través de ella, los miembros nacen, crecen, se educan, aprenden y se desarrollan como seres humanos, para desempeñar loables funciones en su vida. El seno de la familia permite refugio, apoyo, satisfacción y alegría a sus integrantes. Entre las funciones que cumple a nivel social, se destacan: procreación de los futuros ciudadanos; crianza, educación, perseverancia e integración social de las próximas generaciones, prevención de salud personal y social y demás cuidados en beneficio de sus integrantes.

Al festejarse en el universo el 15 de mayo el Día Internacional de la Familia, abogamos porque todas ellas tengan los mejores augurios de convivencia, felicidad, bienestar, salud y porque los miembros del grupo familiar no caigan en conductas contrarias al buen vivir del mismo. Amén de implorarle al Todopoderoso proteja, bendiga y guíe a nuestras familias en estos momentos difíciles, peligrosos, inestables e incalculables por los que pasamos los venezolanos por la crisis bestial e inhumana producida por el peor gobierno de su historia republicana. Loas a todas las familias del mundo por su aporte para sostener y consolidar la sociedad. (Alejo García S.)/

ing_garcia6@hotmail.com