Nakia Venant y su madre, Gina Caze. (Foto: Facebook)

La muerte de Nakia Venant, de 14 años y oriunda de Haití, conmovió a los Estados Unidos el pasado mes de enero. La joven se suicidó en la residencia de sus padres adoptivos, ubicada en Miami, mientras realizaba una transmisión en directo por Facebook.

Según el Departamento de Niños y Familias de Estados Unidos, las burlas de su madre biológica, Gina Case, la empujaron a cometer el suicidio.

“Está llorando para llamar la atención, no le crean. Eres una patética del sistema de hogar de menores. Son juegos para llamar la atención. La vida sigue, eres una pendej* que no escucha a sus padres. Te van a enterrar”, fueron algunos de los comentarios que escribió Case durante la transmisión de su hija, quien fue hallada colgada del marco de la puerta del baño.

La mujer asegura que los comentarios fueron hechos después de que Nakia murió, porque pensó que el suicidio era falso y niega que estuviera en línea en el momento en que se trasmitía el video del suicidio.

Gina perdió la custodia de Nakia en 2009, cuando las autoridades decidieron que el comportamiento de la mujer era abusivo sobre la pequeña. A partir de allí, pasó por 14 hogares diferentes.

(Martín Fernández/Redacción web)