Grupo extremista cristiano asesinó adolescente por considerarla bruja

1176

Un excomandante ugandés del Ejército de Resistencia del Señor, identificado como Dominic Ongwen, fue enjuiciado este lunes luego de que un testigo presentado por la Fiscalía de la Corte Penal Internacional aseguró que el hombre ordenó ejecutar a una niña de 13 años al considerarla bruja; reseña La Verdad.

Según el medio, el testigo es un ex miembro del LRA que fue reclutado a la fuerza cuando era adolescente para que manejara equipos de comunicaciones y que consiguió posteriormente escapar del control del grupo armado.

El testigo explicó que las órdenes de las ejecuciones sólo podían provenir de los oficiales superiores y que durante buena parte de su estancia en su unidad del LRA su máximo jefe fue Dominic Ongwen, acusado por la Fiscalía de 70 cargos.

“Una vez obligaron a una chica a arrodillarse, le dijeron que era para rezar. Cuando lo hizo, la golpearon por detrás y la mataron”, dijo el testigo, que aseguró que la razón que dieron los oficiales fue que era una bruja.

Al ser preguntado por el juez, Bertram Schmitt, sobre la edad de los implicados en el asesinato, dijo que no lo sabía exactamente, pero aseguró que la víctima “era muy pequeña, muy joven”, y estimó que tendría “unos 13 o 14 años”, mientras que los que la ejecutaron rondarían “los 13 o 16 años”.

El testigo detalló que él mismo fue secuestrado por el LRA cuando tenía unos 14 o 15 años en su propia casa. “Entraron dos miembros del LRA con armas, pero afuera había unos 20”, que controlaban a otros grupos de personas “que también habían sido apresadas”, narró.

Mientras que las chicas servían “para convertirse en esposas” de miembros del LRA, los varones eran transformados en combatientes y aprendían cómo manejar armas, aseguró el testigo.

“Mi entrenamiento duró uno o dos meses, lo seguí con otros chicos de mi edad, de entre 14 y 15 años. Aprendimos cómo marchar, cómo montar armas y la importancia de mostrar respeto a los superiores”, dijo.