Foto: PA Real Life

Deborah Byrne es una mujer de 47 años de edad natural de Northampton (Reino Unido) que se enteró de la peor manera posible sobre la muerte de su hija. La mujer se encontraba navegando por las redes sociales cuando se topó con el muro de Facebook de su hija. En él vio como numerosas personas lamentaban la muerte de su hija.

De esta manera tan abrupta, Deborah se enteró que su hija había fallecido gracias a Facebook, según ha publicado el diario británico Daily Mail. La mujer comenzó a leer comentarios de los amigos de su hija: “fue demasiado pronto”, “no puedo creer la noticia”, citó el portal que.es

Brogan Warren era una joven de 21 años de edad que falleció en un accidente de tráfico cuando volvía de un festival vegetariano en Oxfordshire (Reino Unido) con sus amigos, los cuales también perdieron la vida en el accidente. El hecho tuvo lugar el 23 de mayo del año pasado y ha sido ahora cuando la madre ha contado su historia.

“Yo solo recuerdo haber visto un montón de mensajes de RIP”, aseguraba la madre en el diario británico Mirror. Un amigo de la joven escribió a Deborah un mensaje privado para darle sus condolencias. La madre no podía creérselo y le preguntó al amigo que sobre qué estaba hablando, “no podía creer que me enteré de la muerte de mi hija por Facebook”.

Según cuenta el Daily Mail, la Policía avisó a la madre del fallecimiento de su hija sobre las cinco de la madrugada. La madre no se enteró de este momento porque se encontraba durmiendo. Finalmente, la Policía se lo comunicó oficialmente a la mañana siguiente.