Tysen Benz, es un niño estadounidense de 11 años que decidió acabar con su vida luego de recibir varios mensajes donde le aseguraban que su novia se había suicidado, reseña The Daily Mail.

Según el medio, el suceso se registró el pasado jueves en el estado de Michigan, al noreste de los Estados Unidos. El menor recibió varios mensajes a través de Snapchat donde le decían que su pareja, dos años mayor, había muerto. Luego de esto el joven decidió colgarse de su closet.

“Entré y creí que se estaba haciendo el tonto, pero terminé encontrándolo en el closet. Traté de ayudarlo y de levantarlo. Entre gritos, le pedí a mi hijo mayor que llamara al 911”, narró la madre de la víctima, Katrina Gross.

Tras el fatídico hecho, la policía estatal abrió una investigación donde se descubrió que la autora de los mensajes era la misma novia, quien envió los textos desde una cuenta falsa.

Los funcionarios dieron a conocer que la joven estará enfrentando cargos por uso malintencionado del servicio de telecomunicaciones y el uso de un ordenador para cometer un crimen.

(Martín Fernández/Redacción web)