¿Por qué tiembla tanto en México?

2826
El día 7 de septiembre de 2017, un terremoto de magnitud 8.4 sacudió México. Tan sólo 11 días más tarde, otro potente terremoto de magnitud 7.1 volvió a hacer temblar el país dejando un balance de víctimas y daños materiales asolador.

Además, llama la atención que este último terremoto se produjera justo 32 años después de uno de los terremotos más devastares que se recuerdan en esa región del Pacífico: un terremoto de magnitud 8.1 afectó México el 19 de septiembre de 1985 dejando miles víctimas mortales.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter¿Es normal que en México se produzcan este tipo de terremotos? 

Para darle respuesta a esta pregunta tenemos que tener en cuenta cómo se generan los terremotos. La mayor parte de los seísmos surgen como consecuencia de la interacción entre las placas tectónicas. Cuando éstas chocan o subducen entre sí, acumulan grandes cantidades de esfuerzos que son liberados cada cierto tiempo dando como resultado el temblor de la Tierra.

Entre las diferentes áreas en las que se suelen generar terremotos en todo el mundo, destaca la que bordea la placa Pacífica como una de las más activas sísmicamente. Es conocida como “anillo de fuego” ya que es donde es encuentra el 75% de los volcanes de la Tierra, generados como consecuencia de la interacción de dicha placa con las que tiene a su alrededor.

De hecho, no tenemos que hacer medias a tantísimo largo plazo para ver la cantidad de terremotos que se producen en ese área. Si representamos todos los terremotos ocurridos entre el día 13 y 20 de septiembre de 2017 en la región Pacífica, observamos que hay un número significativo de ellos localizados en la frontera con Asia y Oceanía.

¡Y no sólo en la región del Pacífico occidental! También destacan los terremotos generados en lacosta americana, estando México situado en un área típicamente afectada por los seísmos.

Por tanto, sí, es normal que en México se produzcan terremotos ya que se localiza en una de las zonas más activas sísmicamente del planeta.

¿Podemos predecir un nuevo terremoto para el 19 de septiembre de 2049?

No. Los terremotos no se pueden predecir. Sí que es cierto que el movimiento de las placas tectónicas es lento y cuasi-constante, por lo que se ha observado que en regiones concretas, cada cierto tiempo se acumulan esfuerzos necesarios para liberar terremotos de una determinada magnitud.

Esto nos da una idea de qué tipos de terremotos podemos esperar en cada región y, más o menos, con qué frecuencia. Pero la propia naturaleza de la dinámica terrestre no permite acotar ni el momento concreto ni el lugar exacto en el que los terremotos se van a producir.