Una joven de 19 años es rescatada después de haber estado enterrada viva por un lapso de dos horas, ha sido publicado en diferentes medios de comunicación.

Kushboo Khatun regresaba a casa de un mercado en la aldea Govindpur, en Bihar (India), cuando tres hombres se abalanzaron sobre ella y la arrojaron a un pozo de tres pies de profundidad para después llenarla de tierra y dejarla de morir.

Cuando la joven no llegó a casa, su padre Muhammad Azim Ansari, de 43 años, y su madre Sanjana Khatun, de 40, comenzaron a buscarla.

Eventualmente, Anasari notó que el pozo cercano estaba lleno aleatoriamente y su instinto lo llevó a pensar que su hija estaba ahí.

Anasari llamó a un grupo de aldeanos para que le ayudaran a cavar hasta que se encontraron a la joven semiconsciente.