Imagen referencial.

Este lunes fueron detenidos dos delincuentes en el condado de Norfolk, al sur de Estados Unidos, luego de robar un automóvil con un niño de ocho años en su interior; reseña La Verdad.

Según el medio, la madre del infante salió del vehículo durante unos minutos y lo dejó abierto, en ese momento, los delincuentes aprovecharon para robarlo, sin embargo no se percataron que en el asiento trasero se encontraba el niño.

Un portavoz de la policía del estado de Virginia declaró que el pequeño les dijo a los delincuentes dónde quedaba su escuela y les pidió que lo dejaran allí para que su madre lo recogiera. Petición a la cual ellos accedieron.

Finalmente, la mujer, quien había dejado adentro del vehículo su celular, pudo localizarlo a través de un software de ubicación satelital.

(Martín Fernández/Redacción web)