Desde 2013, la Fundación del Español Urgente (Fundéu), elige la palabra que marcó la agenda de noticias de cada año.

La primera vez fue “escrache” o protesta convocada frente a los domicilios de políticos y otros personajes públicos. En 2014 fue “selfi” y en 2015, “refugiado”, reseña BBC Mundo.

En 2016, el vocablo ganador para la organización es “populismo”.

Claramente no es un término nuevo. ¿Qué diferencia tuvo este año según la Fundéu?

Razones

“En un año tan político como este, con acontecimientos de importancia global como el Brexit (en Reino Unido), la victoria de Donald Trump (en Estados Unidos) y los diferentes procesos electorales y plebiscitarios en América y España, la palabra del año de Fundéu tenía que venir de ese ámbito», explicó el coordinador general de la Fundación, Javier Lascuráin.

Dijo que finalmente se decidieron por “populismo” porque ya “lleva algún tiempo en el centro del debate político”. Pero al parecer no hay consenso sobre su significado entre la opinión pública.

Enrique Peña Nieto, Justin Trudeau y Barack Obama.
¿Es Barack Obama un “populista”, como le aclaró a Peña Nieto? (Foto; Getty Images)

En junio de 2016, en la Cumbre de Líderes de América del Norte, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, cuestionó al “populismo y la demogogia” como “liderazgos que venden respuestas fáciles a los problemas del mundo”.

Pero no se esperaba la respuesta de Barack Obama, que estaba a unos metros de él.

“Se podría decir que yo soy populista”, le dijo el presidente de Estados Unidos, porque siempre “me ha importado la gente”.

¿Entonces, qué significa realmente este término?

Cambio de significado

La palabra ha venido ampliándose y cambiando de significado a lo largo del tiempo y, según advierte Lascuráin, de Fundéu, ha adquirido “connotaciones a menudo negativas”.

Populismo era una palabra originalmente neutra, pero que ahora se ha convertido en un arma de los debates políticos, dice en un comunicado la Fundéu, que ha recibido numerosas consultas sobre el concepto del vocablo.

Para Lascuráin, el uso que le dan los medios y los políticos a “populismo” va más allá de la idea de “defensa de los intereses populares”, dijo Lascuráin.

“Ese es uno de sus sentidos, aunque seguramente el que menos se use en la actualidad. También hay quienes prefieren definirlo como la tendencia política que pretende devolver el poder a las masas populares frente a las élites”, explicó.

Personas a favor del Brexit.
Durante el Brexit o la votación a favor de la salida de Reino Unido de la Unión Europea también se habló de populismo. (Foto: Getty Images)

Según la Real Academia Española (RAE), el término significa “tendencia política que pretende atraerse a las clases populares” y especifica que se “usa más en sentido despectivo”.

Lascuráin coincide con esta aclaración de la RAE y señala que los medios vienen aplicando la palabra “a políticos de todas las ideologías, pero que tienen en común la apelación emotiva al ciudadano y la oferta de soluciones simples a problemas complejos”.

“El interés de esa evolución, de ese proceso que algunos lingüistas denominan relexicalización, es lo que ha propiciado la elección de populismo”, señaló el coordinador de Fundéu.

Finalistas

Además de “populismo” hubo 11 candidatas a palabra del año. Aquí explicamos qué significan algunas de ellas, según la Fundéu:

Sorpaso: adaptación del italiano sorpasso, que significa “adelantamiento”. Usada en España, se refiere a la posibilidad de que la coalición de izquierdas Unidos Podemos obtenga más votos que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), la fuerza dominante en la izquierda española durante los últimos 40 años.

Abstenciocracia: es un neologismo para referirse a la relevancia de la abstención de los ciudadanos en los procesos electorales de algunos países.

Persona viendo un video en Youtube.
¿Cómo dices? ¿youtuber o youtubero? (Foto: Getty Images)

Posverdad: elegida palabra del año por el diccionario Oxford. Se refiere a la situación en la que la apelación a las emociones influye más que los hechos objetivos en la opinión pública.

Ningufonear: una alternativa al inglés phubbing, que se usa cuando alguien ignora a la persona que tiene al frente por mirar su dispositivo móvil.

Cuñadismo: usada en España. Según Fundéu se refiere a “la actitud de quien aparenta saber de todo y habla de cualquier cosa tratando de imponer sus opiniones”.

Videoarbitraje: es el “arbitraje de los partidos de fútbol con recursos de video”. “Ha sido uno de los temas de debate en el mundo deportivo en el último tramo del año, dice Fundéu.

También ingresaron a la lista términos como youtubero (traducción de youtuber), bizarro, vendehúmos, LGTBfobia y papilomavirus.