La escritura es un don fundamental del ser humano ya que por ella tenemos la posibilidad de llegar a más destinos, bien sea por medio de cartas o correos electrónicos, dónde los mensajes que se trasmiten a través de ella son perdurables en el tiempo y poseen gran importancia para la formación de tradiciones y culturas.

El 29 de noviembre se celebra en Venezuela el Día del Escritor Humanista y Creador Sublime, fecha del natalicio del filósofo y educador, Don Andrés Bello, personaje insigne de la historia venezolana y máximo representante de la nueva civilización hispanoamericana, reseñó Venezolana de Televisión.

Su nombre era Andrés de Jesús María y José Bello López, que además de ser maestro, se destacó como filósofo, poeta y filólogo. Entre sus obras literarias figuran Historia de la literatura antigua, El otro Bello, Crítica a Homero, Crítica a Ovidio y Crítica a Horacio.

Este insigne personaje fue un filósofo, poeta, traductor, filólogo, ensayista, educador, político, diplomático y jurista venezolano de la época prerepublicana de la Capitanía General de Venezuela, considerado como uno de los humanistas más importantes de América, quien contribuyó en innumerables campos del conocimiento.

Además de eso, Bello fue quien enseñó con mucha dedicación las primeras letras al Libertador Simón Bolívar durante su juventud, también fue compañero de victorias y derrotas del héroe venezolano, y por ello este día fue decretado para conmemorar tanto su natalicio como la gran labor que emanan los escritores en el país.

Día-del-escritor-Notilogia-

Foto: Cortesía

Venezuela honra su memoria a cada instante, ya que existen lugares de la Ciudad Capital que tienen su nombre, tal es el caso de la Plaza Andrés Bello, La Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) fundada en 1953, y la Av. Andrés Bello, además de eso, el gobierno chileno le obsequió al venezolano un óleo que se encuentra ubicado en la Biblioteca Nacional, en Caracas.

Bello fue destacado en Chile por su gestión, por lo que fue designado titular Oficial Mayor del Ministerio de Hacienda, Académico del Instituto Nacional y fue el fundador del Colegio de Santiago. Tuvo además una importante participación en la actividad literaria y cultural en el llamado Movimiento Literario de 1842. Ese mismo año, con la fundación de la nueva Universidad de Chile, le fue otorgado el título de primer rector.

Además para el año 1832, el Congreso Nacional le cedió por unanimidad la nacionalidad chilena. También en 1938 una universidad privada de Chile adopta su nombre y pasa a llamarse “Universidad Nacional Andrés Bello”. Con estas célebres palabras, Bello inauguró la Universidad en la nación chilena:

“Las ciencias y la literatura llevan en sí la recompensa de los trabajos y vigilias que se les consagran. No hablo de la gloria que ilustra las grandes conquistas científicas; no hablo de la aureola de inmortalidad que corona las obras del genio. A pocos es permitido esperarlas. Hablo de los placeres más o menos elevados, más o menos intensos, que son comunes a todos los rangos en la república de las letras”.

A finales del siglo XX, se le representaba en Venezuela primero en el billete de 50 y luego en el de Dos mil bolívares y en los billetes de 20 mil pesos de Chile.

Foto: Cortesía

Andrés Bello fue quizás el puente más fuerte e indisoluble, de amistad y espiritualidad, que ha unido y seguirá uniendo a ambos pueblos.

Asimismo, desde el año 2014, el periódico británico “The Economist” edita una columna sobre temas latinoamericanos, llamada Bello.

Igualmente, en diciembre de 1990, en El Salvador, se funda la Universidad Dr. Andrés Bello, en su honor. La universidad inició sus funciones en febrero de 1991 en San Salvador, la capital del país, actualmente ha extendido su cobertura a cuatro de los 14 departamentos salvadoreños.

Hoy Día del Escritor Venezolano, Don Andrés Bello, sigue siendo recompensando con la inmortalidad de su obra, haciendo que su legado permanezca en cada una de las nuevas generaciones que plasman sus ideas y sentimientos a través de la escritura.