Foto: Prodavinci

1. Un día para la preparación. A pesar de no existir una conmemoración específica, se entiende en la fe católica que el martes de la Semana Santa es un día de preparación para el Triduo Pascual, que es el lapso de tiempo que va del Jueves Santo al Domingo de Pascua durante el cual se conmemora la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús.

Durante ese tiempo la feligresía reflexiona acerca del Via Crucis. Por eso el día martes se expone cómo fue que, según los relatos del Nuevo Testamento, Jesús anunció su futura muerte a los discípulos, así como las palabras que le dirigió a Judas Iscariote por su traición y a Pedro por las negaciones que cometería, reseña Prodavinci.

En Venezuela se acostumbra meditar acerca de la humildad y la paciencia, atributos propios de la imagen que suele verse en las procesiones populares.

2. Celebración eclesiástica. La liturgia de la Iglesia Católica dedica la lectura evangélica del Martes de la Semana Santa al capítulo 13 de San Juan entre los versículos 21 al 33 y 36 al 38, con algunos pasajes de la Última Cena.

“Tras decir estas cosas, Jesús se conmovió en su espíritu y dijo con toda claridad: ‘En verdad les digo: uno de ustedes me va a entregar.’ Los discípulos se miraron unos a otros, pues no sabían a quién se refería.

Uno de sus discípulos, el que Jesús amaba, estaba recostado a su lado en la mesa, y Simón Pedro le hizo señas para que le preguntara de quién hablaba.

Se volvió hacia Jesús y le preguntó: ‘Señor, ¿quién es?’

Jesús le contestó: ‘Voy a mojar un pedazo de pan en el plato. Aquél al cual se lo dé, ése es.’ Jesús mojó un pedazo de pan y se lo dio a Judas Iscariote, hijo de Simón. Apenas Judas tomó el pedazo de pan, Satanás entró en él.

Entonces Jesús le dijo: ‘Lo que vas a hacer, hazlo pronto.’ Ninguno de los que estaban a la mesa comprendió por qué Jesús se lo decía. Como Judas tenía la bolsa común, algunos creyeron que Jesús quería decirle: ‘Compra lo que nos hace falta para la fiesta…’, o bien: ‘da algo a los pobres.’

Judas se comió el pedazo de pan y salió inmediatamente. Era de noche.

Cuando Judas salió, Jesús dijo: ‘Ahora es glorificado el Hijo del Hombre y Dios es glorificado en él. Por lo tanto, Dios lo va a introducir en su propia Gloria, y lo glorificará muy pronto. Hijos míos, yo estaré con ustedes por muy poco tiempo.

Me buscarán, y como ya dije a los judíos, ahora se lo digo a ustedes: donde yo voy, ustedes no pueden venir. Simón

Pedro le preguntó: ‘Señor, ¿adónde vas?’ Jesús le respondió: ‘Adonde yo voy no puedes seguirme ahora, pero me seguirás más tarde.’

Pedro le dijo: ‘Señor, ¿por qué no puedo seguirte ahora? Estoy dispuesto a dar mi vida por ti.’

Jesús le respondió: ‘¿Dar tú la vida por mí? En verdad te digo que antes de que cante el gallo me habrás negado tres veces.’


3. Tradición en Venezuela. En este día, se acostumbra a realizar la procesión del Jesús de la Humildad y la Paciencia, una imagen que representa la disposición que tuvo al afrontar el juicio que se le seguía y soportar vejaciones.

La representación de Jesús que recorre las calles lo muestra sentado, con el rostro reposando en la mano y un semblante triste, transmitiendo humildad y paciencia, mas no sumisión. Esos son los conceptos centrales que se transmite en la fe popular durante el Martes Santo.

El escritor venezolano Miguel Otero Silva, plasmó en su novela La Piedra que era Cristo (1985) este episodio del Evangelio, enriqueciéndolo literariamente y dándole una dimensión contemporánea a los hechos del Nuevo Testamento, una de las principales virtudes de este ejercicio narrativo de mediados de los ochenta:

“Los sayones se esforzaban en hacer coro al escarnio inhumano del procurador. ‘Salve rey de los Judíos’, le gritaban al supliciado y lo escupían y le daban bofetadas; cubrieron su cuerpo lacerado con un manto púrpura que no era tal manto, sino retazos de clámide romano; tejieron una corona de espinas y se la encajaron en la frente y tal parecía como si las espinas fueran un sarmiento brotado se sus cabellos; el propio Pilatos lo exhibió una vez ante la multitud vociferante, ya disfrazado de rey de pantomima”

A continuación puede ver algunas imágenes de la procesión de Jesús de la Humildad y Paciencia en la parroquia El Valle, en Caracas.