El sabor está en Amaretto

106

Si usted es de buen paladar, capaz de distinguir lo bueno y lo sabroso, y como excelente gourmet escoge el sitio ideal para el deleite de sus gustos, hoy es un buen día para que se acerque y disfrute de la cocina de Amaretto Restaurant Café, que ofrece, tras el desayuno tradicional mañanero, una apetitosa carta del medio con qué gratificar su imaginación.
Empezando por las cremas, tanto de apio o champiñones, el pollo crujiente o el cangrejo Surumi, y recibiendo la sugerencia de un estupendo lomito en vino tinto o quizá el fabuloso asado negro marinado en vino, clavo, canela, mantequilla o papelón, o el espectacular Linguini de mariscos salteados al momento en tomatina profunda y aceite de albahaca, lo trasladarán a esa comida internacional en donde por cierto no falta el Cannelloni de acelgas y espinacas, crema de ricoto, tomate ahumado marinado en aceite de oliva y pesto de albahaca que sencillamente enajena cualquier encuentro merecido del mediodía.
¡Te va a encantar! Dice la invitación de sus propietarios, que continúan con el Café vespertino y postre al rancho, tarta de nutella, merengue, brownie y sus inimitables cafés Amaretto, Mocaccino y Frapuccino, auténticas creaciones convertidas en trampolín a la fama de la excelencia gastronómica. Hoy los espera. (Víctor Matos).