Este jueves será elegida Miss Venezuela 2017: entre austeridad y redes sociales

1281
Foto: EFE

El concurso de belleza Miss Venezuela, conocido como la fábrica de reinas, celebrará su edición número 65 este jueves cuando “la noche más linda”, como reza el coro del certamen, intentará burlar la severa crisis económica que azota al país petrolero.

La gala se llevará a cabo en el Estudio 1 de Venevisión con capacidad para 300 asientos en el público, muy por debajo de los casi 15.000 que durante décadas se dispusieron para este show -el fenómeno social por excelencia de los venezolanos- en el emblemático Poliedro de Caracas, reseñó EFE.

Sin embargo, los organizadores han impulsado la idea de la cercanía entre la audiencia nacional -generalmente fanática de los concursos de belleza- y las candidatas a las redes sociales, y en esos espacios los internautas han podido votar durante tres meses para decidir a las ganadoras de 15 “bandas especiales”.

Estos títulos serán entregados por primera vez durante la noche de la coronación y premiarán atributos tradicionales en este tipo de concursos como el mejor rostro, cabello o la mejor piel, y otras cualidades novedosas que serán reconocidas con bandas como la de “Miss Fitness” o “Miss Confianza”.

El programa televisivo, que agrupa la mayor audiencia y el mayor número de anunciantes en el país caribeño, arrancará a las 19.00 hora local (23.00 GMT) y estará estructurado en 14 segmentos que, se estima, arroje un total de cuatro horas “prorrogables”, según los organizadores.

Este año el Miss Venezuela subirá el telón con una apertura cargada de ritmos urbanos que serán interpretados por cinco venezolanos junto a decenas de bailarines y a todas las aspirantes a la corona, las protagonistas de la jornada.

Frente a un cúmulo de periodistas y fotógrafos que asistieron el martes a un ensayo general del certamen, las 24 “misses” salieron al escenario y mostraron con más gracia que torpeza algunos de los pasos y movimientos que ejecutarán la noche de la coronación en la que, según insiste el coro miss, “cualquiera” de ellas podría ganar.

El productor general del espectáculo, Ricardo Di Salvatore, subrayó que este concurso se trata de “orgullo y pasión” y aseguró que ambos factores estarán presentes en esta edición, pese a la austeridad y a la escasez en el país que también ha afectado la burbuja del Miss Venezuela.

Asimismo, dijo que este “aniversario de platino” servirá para “hacer historia” y reafirmar la trascendencia del certamen, que ha sido una plataforma para cientos de mujeres que salieron de las filas del Miss Venezuela a emprender vidas exitosas en el ámbito cultural, social, deportivo, empresarial, económico o político.

Ninguna de las siete venezolanas que han ganado el concurso Miss Universo participará en la gala del jueves, cuando la actual reina, Keisy Sayago, entregará su corona horas antes de partir a EE.UU. para comenzar sus apariciones en las competencias previas al certamen de belleza universal que se celebrará el 26 de noviembre en Las Vegas.

Entretanto, las protagonistas del “magno evento de la belleza nacional” afinan sus estrategias para convencer mañana a un jurado al que ya se enfrentaron cara a cara durante una entrevista previa en la que fueron sometidas a evaluaciones que tendrán repercusión la noche de la coronación.

Todas han cumplido cerca de tres meses de preparación que incluyen clases de oratoria, pasarela o maquillaje, así como entrenamiento en gimnasios y entrevistas en medios de comunicación.

Finalmente harán los tres desfiles individuales del show -presentación, traje de baño y vestido de gala- y pondrán en práctica lo aprendido, especialmente durante la ronda de preguntas, el espacio que genera mayor efervescencia en las redes sociales.

La mayoría de los venezolanos pondrá su mirada frente a los televisores esa noche y, así, la belleza será la excusa para que temas como la hiperinflación nacional o la convulsión política pasen a segundo plano al menos hasta que la corona repose sobre una nueva soñadora.