130 gandolas con combustible han dejado de ingresar al Táchira por las guarimbas

665
Un promedio de 35 estaciones de servicio permanecen cerradas diariamente, porque las guarimbas impiden que lleguen las gandolas. (Foto/Tulia Buriticá)

Las acciones vandálicas contra las gandolas de combustibles y las agresiones a los conductores, además del cierre de vías en los diferentes municipios del estado Táchira, han provocado en los últimas semanas un retraso en el suministro de combustibles a las estaciones de servicio.

Los tachirenses son los principales perjudicados al tener menos estaciones de servicio disponibles para tanquear sus vehículos, debido a las constantes guarimbas que impiden que las cisternas puedan descargar la gasolina de 91 y 95 octanos, además del diesel que demandan los usuarios diariamente para desplazarse por la región fronteriza.

Según fuentes de Fenegas Táchira, el gremio que agrupa a los expendedores de hidrocarburos, desde el viernes 30 de junio hasta el martes 4 de julio, 130 gandolas no pudieron ser cargadas de combustibles por estar impedidas de regresar a la Planta de Distribución El Vigía, debido a los constantes cierres de vías y en resguardo de la integridad de los conductores.

En esos cinco días, PDVSA dejó de surtir aproximadamente 5 millones de litros de combustibles, lo cual provoca que los consumidores tengan menos gasolina disponible.

Llega la mitad de las gandolas

Según la fuente, diariamente deben arribar al Táchira un promedio de 70 cisternas. Pero aseguran que por culpa de las guarimbas, llegan algo más de 40.

Este déficit de gandolas incide en el cierre de unas 35 estaciones de servicio, las cuales no pueden laborar en sus horarios habituales, provocando pérdidas a los concesionarios y obligando a los conductores a recorrer grandes distancias para tanquear.

Los municipios más afectados por la imposibilidad de surtir las estaciones de servicio son: San Cristóbal,  Andrés Bello, Junín, Guásimos y Cárdenas.