293 años de fundación de la Villa Heroica

318
La parroquia comenzó a erigirse a partir de la hoy conocida plaza Miranda, en ese entonces plaza Mayor. (Foto/JGH)
La parroquia comenzó a erigirse a partir de la hoy conocida plaza Miranda, en ese entonces plaza Mayor. (Foto/JGH)

San Antonio.- 293 años de fundada cumplió este lunes 2 de octubre la ciudad de San Antonio del Táchira, tierra que ocupa lugar  importante en la historia  independentista de la patria, razón por la cual el Libertador Simón Bolívar le otorgó el calificativo de Villa Heroica.

En medio de dificultades económicas, sociales,  desempleo, deficiencias con los servicios básicos,  inseguridad, entre otras falencias producto del olvido gubernamental, la capital del municipio Bolívar celebró un aniversario más de su fundación.

Las autoridades municipales programaron algunas actividades cívicas, religiosas y culturales que se efectuaron al final de la tarde y parte de la noche de este lunes. También para enaltecer  la fecha,  la Alcaldía de Bolívar emitió el Decreto N° 011-2017,   el cual fue publicado en Gaceta Municipal Extraordinaria número 090, mediante  el cual fue decretado el lunes 2 de octubre como “Día de júbilo municipal no laborable”, lo que hizo que la ciudad de San Antonio estuviese prácticamente inactiva  tanto en el ámbito público como privado.

La mayoría de dependencias públicas asentadas en esta población no laboró, al igual que buena parte del comercio y la industria. Algunas agencias  bancarias sí prestaron el servicio. Las instituciones educativas del nivel primario y las de media general, que este lunes debían iniciar el año escolar 2017-2018,  tampoco desarrollaron actividades.  En los liceos de San Antonio el comienzo del año escolar para educación media general  fue pospuesto para este martes 3 de octubre.

Al rememorar la historia de la fundación de la ciudad,  el cronista Omar Villamizar recordó que Eugenio Sánchez Osorio, quien había sido alcalde de San Cristóbal, cuya  familia era de origen español, se reunió con el cura Antonio Omaña Rivadeneyra y  acordó donar la mitad de la hacienda que tenía  en este  terruño a cerca de 52  pobladores, a fin de que se  fundase la ciudad.

La parroquia comenzó a erigirse a partir de la hoy conocida plaza Miranda, en ese entonces plaza Mayor,   donde también se construyó la primera iglesia. Poco a poco familias que vivían en la zona de Las Dantas, Barbascal, Las Adjuntas, La Mulera y también del  hermano país, se fueron asentando en San Antonio y le dieron auge a la población que progresivamente fue creciendo.

Como hechos históricos relevantes ocurridos en San Antonio, el cronista rememoró la rebelión de los Comuneros de 1781, acción emprendida  por hijos e hijas de la ciudad en pro de la independencia de Venezuela; también se cuenta el inicio de la Campaña Admirable en Venezuela, el 1° de marzo de 1813, cuando el Libertador Simón Bolívar ingresa a la ciudad  y da lectura a las dos primeras proclamas, en una de las cuales le da el calificativo de Villa Heroica. San Antonio es el primer pueblo de Venezuela liberado por Bolívar del yugo español en la conquista de la segunda República.

Villamizar igualmente recordó que la Villa Heroica fue afectada por hechos naturales, como el  terremoto de 1875, durante el cual muchas de las casas y la  iglesia se cayeron. A partir de entonces el pueblo es levantado unos 200 metros más abajo, donde  se construye la iglesia que existe actualmente.

Con el transcurrir de los años, el comercio de San Antonio, así como el intercambio  binacional con  Colombia, tomaron gran auge, hasta el punto que la zona fue considerada la frontera más activa de América Latina, no solo por el tránsito de mercancías  sino también de personas.

José G. Hernández

 

 

Cuestiona el abogado sanantoniense Jorge  Valenzuela

“La ciudad está olvidada

por los gobiernos de turno”

San Antonio.- A juicio del abogado y comerciante sanantoniense Jorge Valencia, la Villa Heroica arribó  a los 293 años de su fundación “en medio de la más absoluta orfandad y olvido por parte del Gobierno regional y municipal”.

Cuestionó que ambas administraciones, en un período de gobierno,  “han logrado destrucción de las potencialidades que nos hicieron sentir el orgullo de ser sanantonienses. Primero un gobernador lleno de odio hacia este terruño porque nunca ha encontrado apoyo para sus políticas,  descargó contra áreas vitales  de la  economía mediante el cierre del Central Azucarero del  Táchira e igualmente del Aeropuerto  Internacional Juan Vicente Gómez; no satisfecho  aún  se complotó para el cierre de la frontera, con el argumento de que había grupos generadores de  violencia. Aseguró que el cierra era necesario para construir ´una frontera de paz´”, dijo Valenzuela.

A pesar de los argumentos esbozados por el Gobierno para el cierre de la frontera, el vocero señaló que  “hoy más que nunca  la población está a merced de diversos grupos irregulares que para ejercer el control del contrabando de combustible, comete todo tipo de barbaridades, muchas veces sobre gente al margen de este bandidaje, y que incluso cobran  para permitir ejercer el ejercicio de algunas actividades económicas  imponiendo toques de queda y humillaciones ante la mirada cómplice de autoridades complotadas con estas prácticas”.

Como parte de los males que aquejan a San Antonio,   el también exgerente de la Aduana Principal  mencionó las interminables colas para acceder a cualquier servicio público, ya sea gas, gasolina, comida o efectuar  trámites en cualquier entidad bancaria, los intempestivos y continuos cortes de energía eléctrica y de agua.

Lamentó igualmente el deplorable estado de las calles  y avenidas, las cuales además lucen abarrotadas de basura, lo que se convierte en caldo de cultivo propicio para la proliferación de moscas y enfermedades,  producto de la deficiente gestión del gobierno  municipal.

Añadió que los diferentes barrios se encuentran en la más completa oscurana, drenajes y alcantarillas colapsadas y la ciudad anarquizada en todos sus sentidos. “Nunca como ahora  nuestro  pueblo presenta su peor imagen, somos una ciudad casi en ruinas que llora la traición de sus gobernantes regionales y municipales”, acotó.

Frente a tan lamentable situación, dijo, los habitantes de San Antonio alzamos nuestra voz de protesta en reclamo de una mayor atención, paz, trabajo, justicia y  para exigir a los gobernantes que cumplan con su misión.

(JGH)