Heriberto Gómez, presidente de Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y Tecnología. (Foto/Omar Hernández)
Heriberto Gómez, presidente de Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y Tecnología. (Foto/Omar Hernández)

“La nueva Fundacite Táchira” es la frase con la que Heriberto Gómez, presidente de la Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y Tecnología (Fundacite) presenta las intenciones que desde esta institución se pretenden realizar bajo su gestión.

Con dos meses en la coordinación de la unidad territorial de Fundacite, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Gómez cuenta con un plan que ha diseñado con el equipo que ha conformado y el cual tiene la clara visión de reimpulsar y acercar los procesos que se realizan en esta institución en la entidad, y así lo dio a conocer en una visita dispensada a la directora de esta institución, Omaira Labrador.

“Es necesario construir una ciencia nacional, desarrollar proyectos con las comunidades”, proceso que confía se realice a través del plan bandera que promueve el MPPEUCT: se trata de la Universidad Popular y Productiva (UPP).

“El estado actual de la economía nacional nos obliga a indagar sobre una diversidad de aspectos que inciden sobre su incipiente desarrollo.  Revisar los aspectos prioritarios  de atención institucional, de desarrollo social, político y cultural,  pilares sobre los cuales se han venido  sustentando las economías desarrolladas contemporáneas, desde una perspectiva de trascendencia histórica y global, comprendería la etapa de diagnóstico para poder implementar políticas reales y viables, dirigidas hacia una planificación e impulsar un proyecto capaz de abrir nuevas expectativas de desarrollo integral. La Universidad productiva tendría que entenderse desde esta mirada”, va explicando Gómez.

“Debemos romper con los esquemas tradicionales, la ciencia debe ser liberadora”, desde la visión de este proyecto que se impulsa, la UPP debe constituirse como la garante del desarrollo industrial, agroindustrial, tecnológico, cultural, sociológico, económico y político para consolidar la Venezuela productiva.

En este sentido, es perentorio trascender del modelo formativo que actualmente impera en las universidades a un modelo contextualizado, con una estructura universitaria pensada para la atención directa de las necesidades del pueblo, a través de nuevas políticas de formación en consonancia con el Plan de la Patria y los objetivos históricos  que efectivamente procuren la solución de los problemas y democratice el acceso al pueblo  a todo aquello que permita empoderarlos del conocimiento para la consecución definitiva de nuestra independencia alimentaria, tecnológica, científica y productiva.

Indicó el profesor Gómez que,  no es tarea fácil la misión de construir una nueva visión de universidad, en un estado como el Táchira, donde se contabilizan más de 30 universidades, sin sumar las experiencias de municipalización que se adelantan y fortalecen en cada espacio de la geografía andina.

Sin embargo, Gómez se muestra esperanzado sobre este reto. Confía en el diálogo como principal elemento para cohesionar las diversas ideas y propuestas que detona la construcción de este espacio de encuentro.

“Ya hemos tenido experiencias organizativas durante este 2017”, señalando que se han desarrollado reuniones y encuentros con rectores y coordinadores de instituciones de educación universitaria de la región, teniendo buenos resultados.

En el arduo proceso que representa consolidar la Universidad Popular y Productiva, también reconoce la necesidad de contar con las nuevas generaciones de jóvenes, desde la UT Fundacite Táchira se propone la Cátedra Itinerante Fabricio Ojeda, ideada bajo la concepción de debatir y reflexionar sobre la historia, valorar su legado y transitar hacia una patria libre, soberana, independiente; donde impere la justicia social, la equidad y el bien común.

Con muchos proyectos, algunos ya encaminados, Heriberto Gómez se muestra optimista con la gestión en tan importante organismo.