Imágenes y rituales de Groelandia en Bordes Café

481
Fiann Paul expone su encuentro con la cultura autóctona de Groelandia, llevado a la imagen fotográfica en Bordes Café.

De la  luz que emana del gélido Círculo Polar Ártico y del cálido fuego de su alma de una etnia, emergen las imágenes que Fiann Paul nos presenta en la más reciente exposición fotográfica instalada en los espacios de Bordes Café.

Imágenes que no provienen del simple extraño que viene tras la captura de lo exótico, sino de quien ha debido convivir un tiempo con ese entorno social, y se ha visto en la obligación de la mirada más profunda, en este caso, apoyada por el conocimiento del psicólogo jungiano, siempre atento a los signos y señales del inconsciente colectivo.

Su visita a San Cristóbal ha sido de aprendizaje, tanto la que le permita enriquecerse con la riqueza del idioma español como la proveniente de la práctica clínica en su especialidad a desarrollar en alguno de los centros asistenciales  del estado.

Una visita que por supuesto no podía pasar por alto sin compartir con nosotros parte de esa experiencia de índole iniciática con un pueblo originario, que se reflejan en positivos que aúnan la sensibilidad estética  con la destreza técnica, no solo para determinar los elementos característicos de un entorno tribal en particular, sino en pos de descubrir la herencia psíquica más profunda del ser humano que la civilización moderna solapa.

Como nos explicó Fiann, las imágenes podían surgir luego de un largo proceso de reflexión pero igual la intuición del instante podía irrumpir en su hacer fotográfico. Lo que más le satisfizo a Fiann de esta convivencia fue darse cuenta que en estas etnias es posible encontrar muchas respuestas a nuestros comportamientos y una manera auténtica de estar en conexión con el Self (Yo Superior), lo que propende a una armonía plena con sus semejantes y la madre naturaleza. Mucho le brindó lecciones de vida, las duras condiciones que se imponen a todo aquel que quiera alcanzar la posición de chamán. Mucho más al respecto lo podemos encontrar en www.fiannpaul.com.

Sobre la exposición también opinó el artista plástico Oswaldo Barreto: “Valiéndose de algo tan clásico como la relación figura-fondo ha logrado imprimirle a sus personajes el calor de la vida, sus miradas están llenas de luz, sus rostros se vuelven soles, algunos portan hermosas sonrisas y otros arrugas milenarias, se deja ver un fuego invisible, también hay algo de nostalgia, ya que se nos muestra una cultura ancestral con atavíos exentos de modernidad, es una visión no contaminada, de aires primitivos e inmaculados, es también un homenaje a la resistencia que llevan a cabo los pueblos originarios, en este caso los pueblos esquimales, esa incesante lucha por mantener aspectos fundamentales de su cultura, el derecho a la diferencia, a la diversidad, al legado”.

Pero la imagen hace sobrar las palabras y por eso lo mejor es contemplar esta impresionante exposición que aún sigue en Bordes Café, ubicado en  la carrera 13 entre calles 11 y 12, entre el hotel Mon Cricket y el liceo Simón Bolívar.

Freddy Omar Durán