La economía brasileña se contrajo marcadamente por segundo año consecutivo, con lo que el país más grande América Latina se encuentra en la peor recesión de su historia moderna.

La oficina de estadísticas del gobierno informó el martes que el producto interno bruto del país se contrajo en 3,6% en el 2016 tras retroceder 3,8% en el 2015, reseña El Impulso.

Hasta ahora, la peor recesión en la historia de Brasil fue en los años 1930 (una contracción de 2,1 y 1931 (una contracción de 3,3%).

El presidente Michel Temer asegura que han comenzado a presentarse los primeros indicios de una recuperación económica, pero muchos expertos vaticinan que éste será un año difícil.

Temer asumió la presidencia en mayo tras la destitución de Dilma Rousseff, quien fue acusada de violar leyes fiscales.