El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador, Juan Pablo Pozo, informó este viernes que el calendario electoral está definido para la segunda vuelta que elegirá el binomio presidencial.

“Estamos listos para que se viva una fiesta democrática en el país y podamos elegir en paz y en orden público a nuestro nuevo presidente y vicepresidente para los próximos cuatro años”, expresó, en una entrevista especial dada a La Radio del Sur.

Indicó que la campaña electoral se realizará entre el 10 y 30 de marzo, mientras que el 31 del mismo mes, se llevará a cabo el voto para las personas privadas de libertad en 38 centros de rehabilitación del país.

El 1 de abril, es el voto en casa para las personas con discapacidad, en este caso el CNE se trasladará al domicilio de la persona para que esta ejerza su derecho, señaló Pozo, y señaló que el 2 de abril será la gran jornada democrática con un patrón electoral de aproximadamente 12 millones de votantes en más de 3.500 recintos electorales que contarán con un gran proceso logístico.

En la entrevista, el presidente del CNE hizo mención a las elecciones realizadas el pasado 19 de febrero, y el panorama de rumores y acusaciones que se dieron luego de conocerse los resultados, y destacó que no solo el 19 de febrero sino en meses previos han sido de mucho trabajo, pues al CNE le ha correspondido borrar mitos y construir verdaderos hitos electorales.

“Algunos sectores han generado escenarios de rumores, desprestigio, a través de vídeos forzados, y establecer con esos rumores sobre todo en redes sociales escenarios violentos”, dijo, agregando que ante ello, el organismo ha brindado permanentemente información a la ciudadanía para que desde las fuentes oficiales se mantengan informados.

Precisó que en el proceso de elección se trabajó con un nuevo sistema de escrutinio en el que se pudieron ingresar actas del 80 % de la totalidad, las cuales tienen un procedimiento especifico que señala la ley, y que son además tratados en audiencias públicas en presencia de los delegados de organizaciones políticas. “Nunca antes habíamos tenido tantos delegados, tuvimos 140 mil delegados”, subrayó.

Líder de primera vuelta
En tal sentido, manifestó que los resultados obtenidos en la primera vuelta electoral presentan de manera clara quien se ubica en el primer lugar y quien en el segundo, pues hay una diferencia de 1 millón de votos, y añadió que para que un binomio gane una primera vuelta la ley demanda alcanzar al menos el 40 % de votos validos con una diferencia de 10 puntos del segundo.
“El binomio de Lenin Moreno y Jorge Glass alcanzó un 39, 36 % y Guillermo Lasso y Paez un porcentaje de 28,04”, recordó.

Apuntó que la razón de ser de los organismos electorales es la mejora continua para a través de las elecciones seguir fortaleciendo la democracia, y enfatizó que es ello lo que precisamente desde el CNE se ha hecho. “Hemos realizado talleres técnicos en donde se recogieron las observaciones planteadas por los organismos como la Unasur, la OEA, entre otros que tuvieron acompañándonos cono técnicos y autoridades electorales, y los mismos han reconocido el gran avance en cuanto a la transparencia de respetar la decisión del pueblo ecuatoriano (…) El que aquí no se quite ni se regale un solo voto ha sido el objetivo al respeto absoluto de la gente”, detalló.

En tal sentido, informó que desde el Consejo se presentó una propuesta de modernizar el escrutinio para lograr un menor tiempo a la hora de entregar resultados definitivos, y así cumplir lo que dicta la ley de entregar cifras finales en 20 días como máximo, resaltando que gracias a ello, en las elecciones del pasado mes se logró dar resultados del binomio presidencial en 3 días y el resto en total en 8 días.

“Tenemos listos los documentos electorales, listas las urnas, listos los auxiliares de escrutinio, con el objetivo de respetar la voluntad de la gente”, ratificó.

Envió un mensaje a todos los electores de Ecuador y el exterior para que salgan a votar y cumplan su derecho, “invito a que acudan al voto de manera consciente para que puedan elegir también el presente y el futuro del país”, dijo, garantizando a los migrantes que cuenten con el trabajo del CNE para cumplir ese derecho político. “Todos los votos son importantes, sea del presidente, de un emigrante, de un discapacitado”, aseguró.