WASHINGTON (AFP) – El grupo Estado Islámico (EI) todavía tiene entre 12.000 y 15.000 combatientes en Irak y Siria, informó este miércoles el general estadounidense Stephen Townsend, que lidera las fuerzas de la coalición contra la organización yihadista en Bagdad.

El Pentágono estimó que la cifra de miembros del EI en 2015 y 2016 estaba entre los 20.000 y 30.000.

Pero la cadena de mando de los extremistas ha sufrido duros golpes en los últimos tiempos, subrayó Townsend.

“Casi todo el círculo cercano de Abu Bakr al Bagdadi [el jefe del EI] ha sido asesinado en los últimos seis meses” en ataques aéreos, señaló el general en una videoconferencia desde la capital iraquí.

“Tenemos una campaña específica para atraparlos y matarlos”, explicó sobre la estrategia trazada para los cabecillas del grupo yihadista.

En el oeste de Mosul siguen quedando unos 2.000 combatientes, que defienden los últimos sectores del que fue el bastión iraquí del EI.

Cuando en octubre comenzó la operación para retomar el control de la ciudad, la segunda más importante del país, había entre 3.000 y 5.000 combatientes.

Algunos de ellos han huido al oeste de la región de Tal Afar, mientras que otros han sido interceptados por fuerzas de seguridad al intentar mezclarse con la población civil en Irak y Siria, afirmó el general.

“Estamos concentrados en perseguirles”, apuntó.

Una coalición liderara por Estados Unidos bombardea desde 2014 posiciones del EI en Irak y Siria, al tiempo que da apoyo a las fuerzas locales que luchan en el terreno.

Townsend se negó a adelantar cuándo el EI será derrotado.

“No espero que se derrumbe moralmente”, señaló. “Una parte [de los combatientes] huirá. El resto luchará hasta la muerte”.

 

Compilación: María Teresa Amaya/coordinadora de noticias internacionales/Diario La Nación