El representante interino de Estados Unidos en la Organización de Estados Americanos (OEA), Kevin Sullivan, rechazó la acusación “infundada” que ha hecho el presidente venezolano, Nicolás Maduro, al Ejecutivo de su país de estar promoviendo un golpe de Estado en Venezuela.

“Nada estaría más lejos de la realidad, no es algo que hemos hecho ni que haríamos”, afirmó Sullivan en el Consejo Permanente de la OEA.

Este pronunciamiento se dio después de que el embajador de Venezuela en el organismo, Samuel Moncada, reiterara la acusación de que hay un golpe de Estado en marcha “dirigido por EE.UU.”.

Moncada también involucró en ese supuesto intento de golpe de Estado al secretario general de la OEA, Luis Almagro, al que culpó además de haber “llamado a la violencia y a la guerra civil” en las protestas convocadas por la oposición desde hace tres semanas.