Paulo Nuncio, exsecretario de Asuntos Fiscales de Portugal fue llamado al Parlamento Europeo a responder las acusaciones hechas por el Partido Socialista (PS) debido a que habría desviado a través del Banco Novo, parte de un dinero que le fue otorgado por PDVSA Panamá; el monto total asciende a 7, 8 millones de euros.

El comunicado del Partido Socialista confirmó que las transferencias fueron realizadas mientras Nuncio formaba parte del bufete de abogados Garrigues, reseña Runrunes.

“La responsabilidad de no haber publicado los datos de las transferencias a paraísos fiscales es una cosa que no puede ser ignorada. Núncio irresponsabilizó, de esta forma, a los titulares del grupo de Finanzas en la Secretaría de Estado de los asuntos fiscales” aseguró el Partido Socialista.

A su vez, el Ministerio Público portugués senaló que el abogado creó 120 empresas fantasmas durante los diez años que trabajó en el bufete de abogados.

(Enrique Ortega /Redacción web)