El candidato opositor a la presidencia de Ecuador, Guillermo Lasso, dijo el miércoles que jamás reconocerá la victoria del oficialista Lenín Moreno, aduciendo que ha logrado una victoria sin legitimidad.

“Será un mandatario sin mandato, será el sucesor de un dictador porque ese hecho electoral nació en la oscuridad”, aseveró en rueda de prensa al tiempo de señalar que será un presidente que ejerza “el poder sin la legitimidad que deviene de la voluntad popular, de la voluntad del pueblo ecuatoriano que ha sido burlada en este caso”.

Con ese comentario, Lasso alude a las denuncias que presentó en días pasados por irregularidades y un presunto fraude, por lo que el Consejo Nacional Electoral dispuso un recuento del 10% del total de la votación. Sin embargo, tras ese proceso se ratificaron los resultados en los que Moreno se impuso con menos del 3% a Lasso.

“Nos ofrecieron un recuento parcial que de nada sirve para iluminar lo sucedido”, manifestó el opositor, que reclamaba la revisión del total de los sufragios. En la conferencia del miércoles no precisó si emprenderá alguna acción adicional para impugnar nuevamente los comicios.