Foto: AFP
Foto: AFP

MOSCÚ (AFP) – El presidente ruso Vladimir Putin aseguró este miércoles que su país está trabajando en la creación de un sistema antidopaje “independiente”, al tiempo que volvió a insistir en que Rusia no puso en marcha una red de dopaje a nivel estatal.

“Estamos trabajando en la creación de un nuevo sistema para luchar contra el dopaje”, dijo el mandatario durante una visita a la localidad de Krasnoiarsk (Siberia).

“Vamos a trasladar este sistema del ministerio de Deporte a un organismo independiente, como ya se ha hecho en otros muchos países”, explicó Putin, quien aseguró asimismo que se iba a construir en Moscú un nuevo laboratorio antidopaje.

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) acusó a Rusia de haber puesto en marcha, entre 2011 y 2015, un vasto sistema de dopaje a nivel estatal que contó con la supervisión de las autoriades del país así como con la ayuda de los servicios secretos.

Este montaje afectó sobre todo al atletismo y la Federación Internacional de Atletismo sancionó con la exclusión de todas las competiciones internacionales a los atletas rusos, que no pudieron participar en los Juegos de Rio-2016.

Putin volvió a negar dicho escenario -no que no existiese la red, sino que ésta funcionase con la connivencia del Estado- pero sí reconoció que el antiguio sistema de control altidopaje no era eficaz.

“El sistema que hemos utilizado hasta ahora no funcionaba. Es nuestra culpa y así debemos reconocerlo”, explicó.

La AMA, por su parte, celebró, también este miércoles, las palabras del presidente y dijo “apoyar las señales de progreso por parte de las autoridades rusas”.

Compilación: María Teresa Amaya/coordinadora de noticias internacionales/ Diario La Nación