Sajida al Rishawi, la yihadista iraquí encarcelada en Jordania.

150124201815-nr-dnt-harlow-sajida-al-rishawi-explainer-00001707-exlarge-169A ella la recuerdan como la aspirante a terrorista cuyo dispositivo no detonó, en lo que de otra forma habría sido una serie de ataques terroristas mortales en hoteles de Jordania en 2005, según información de CNN en Español.

Pero, ¿quién es la mujer a quien supuestamente nombran en la más reciente publicación en la que exigen un rescate por un rehén? Y ¿cuál es su relación con el nuevo grupo radical sunita que controla grandes franjas de Siria e Iraq?

Se refieren a Sajida al-Rishawi como una “hermana encarcelada” del grupo terrorista en un mensaje que presuntamente fue publicado en línea por un conocido partidario de ISIS.

El mensaje propone un intercambio de al-Rishawi por el rehén japonés Kenji Goto. En el video, a Goto se le ve sosteniendo una foto de lo que parece ser su compatriota decapitado, Haruna Yukawa.

Las publicaciones en línea, las cuales CNN no pudo verificar de manera independiente, aparecieron cuatro días después de que un video de ISIS exigiera que el gobierno japonés pagara 200 millones de dólares en un lapso de 72 horas por la liberación de los rehenes.

En la última grabación, una persona que habla en inglés afirma ser Goto y culpa al primer ministro japonés, Shinzo Abe, por la muerte de Yukawa. Tras renunciar al dinero, la voz entonces expresa una nueva demanda de ISIS: la liberación de al-Rishawi.

“Solo exigen la liberación de su hermana encarcelada, Sajida al-Rishawi”, dijo la voz.

Nadie la ha visto en casi una década

Al-Rishawi, a quien las autoridades tienen detenida en Jordania, no ha sido vista en público durante nueve años.

En una confesión televisada en noviembre de 2005, al-Rishawi tranquilamente narró cómo ella trató de participar en una serie de ataques terroristas en hoteles de Jordania ese mes en los que al menos 57 personas fueron asesinadas.

“Mi esposo detonó su bomba, y yo traté de detonar la mía pero no lo logré”, dijo al-Rishawi en un canal de televisión de Jordania, sin mostrar emoción. “Las personas escaparon corriendo, y yo salí corriendo con ellos”.

En 2006, al-Rishawi fue sentenciada a muerte, pero ese mismo año, Jordania impuso una moratoria a la pena de muerte. Las ejecuciones se reanudaron el mes pasado.

Durante la confesión llevaba puesto un velo blanco en la cabeza y un vestido negro; al-Rishawi mostró un cinturón cubierto de explosivos sujetos de manera rudimentaria con cinta adhesiva.

Las autoridades de Jordania dijeron que al-Rishawi, quien ahora tiene cuarenta y tantos años, se unió a su esposo, Hussein Ali al-Shamari, para llevar a cabo los ataques suicidas en el hotel Radisson.

Su esposo sí pudo detonar sus explosivos, lo que ocasionó la muerte de 38 personas que habían asistido a una recepción de boda en el salón de baile. Tres terroristas y 57 transeúntes murieron en tres hoteles en la serie de ataques.

Ella dijo que era una iraquí que vivía en Ramadi y, utilizando pasaportes falsos, viajó a Jordania con su esposo. Le dijo a las autoridades de Jordania que su esposo le enseñó cómo usar su cinturón de explosivos.

En la confesión, al-Rishawi dijo: “Mi esposo es el que organizó todo”.

Jordania: al Qaeda estuvo detrás de los ataques

Al mismo tiempo, las autoridades de Jordania dijeron que los ataques fueron organizados por el grupo terrorista al Qaeda en Iraq, el cual era liderado por Abu Musab al-Zarqawi, nacido en Jordania.

Al-Zarqaei murió en un ataque de Estados Unidos en junio de 2006. Una publicación en un sitio web utilizado por al Qaeda en Iraq asumió la responsabilidad por los ataques de Jordania.

El viceprimer ministro, Marwan Mausher, indicó después de los ataques que al-Rishawi es la hermana de quien es “la mano derecha” de Zarqawi, quien fue asesinado en Falluja, Iraq. Él no identificó al lugarteniente.

El líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi, era un lugarteniente de al-Zarqawi, le dijo a CNN el teniente coronel James Reese, un excomandante de la unidad de operaciones especiales estadounidense Delta Force.

“Hay un vínculo que lleva a esta mujer”, dijo Reese respecto al presunto intercambio de prisioneros. “Esta es solo una manera más para ayudarlos (a ISIS) a recuperar a estas personas y ayudar con su propaganda”.

En febrero de 2014, Al Qaeda renunció a los vínculos con ISIS después de meses de luchas internas entre ISIS y otro grupo, el frente al-Nusra. ISIS se inició en 2004 como Al Qaeda en Iraq con el objetivo de crear un estado islámico en todas las áreas sunitas de Iraq y en Siria.

Después de los ataques de Jordania, Muasher le dijo a CNN que al-Rishawi no llevaba puesto un cinturón de explosivos cuando fue arrestada, pero encontraron dos cinturones con ella. Uno estaba lleno del explosivo RDX, el otro con rodamientos, una técnica utilizada por los otros atacantes.

“El objetivo era ocasionar el mayor número de muertes”, dijo.

Muasher dijo que las autoridades de Jordania tenían información respecto a que el esposo de al-Rishawi “le pidió que saliera de la habitación” cuando sus explosivos no detonaron.

En su confesión, al-Rishawi dijo que ella y su esposo se encontraban en lados contrarios de la habitación para el ataque doble.

“Había una ceremonia de boda en el hotel”, dijo. “Había hombres, mujeres y niños”.