Rafael Ramírez, embajador de Venezuela en la ONU.

El embajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Rafael Ramírez, condenó que el Consejo de Seguridad trate el tema de Venezuela en sus reuniones pues considera que no es la instancia encargada de debatir sobre la crisis nacional.

A su juicio, se trata de una maniobra norteamericana contra el país, por lo que reiteró que Venezuela no permitirá que potencias extranjeras se inmiscuya en asuntos internos. “Estados Unidos se inventa la existencia de una crisis humanitaria, que no existe, para intervenir”, reseñó Unión Radio.

“Esa preocupación de EE. UU. por nuestro índice social no se la cree nadie”. “Tenemos problemas económicos con el abastecimiento, que no los hemos ocultado. Es un Estado que está resolviendo sus problemas, como lo hizo Argentina, México, Brasil y en ninguna de esas oportunidades pensaron que era razón para llevarlo al Consejo de Seguridad”, dijo.

Acusó a Washington de manipular el tema de los derechos humanos en Venezuela y los tildó de tener un “doble rasero” en el asunto que, aseguró, son problemas internos que deben ser resueltos por los venezolanos.

Ramírez recordó que el Ejecutivo venezolano ha sido un continuo promotor del diálogo político que cuenta con el acompañamiento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), los expresidentes Martín Torrijos (Panamá), Leonel Fernández (República Dominicana) y José Luis Zapatero (España); y el Vaticano.