Tormenta invernal azota Estados Unidos

490

Una potente tormenta invernal empezaba a azotar el martes el noreste y el centro de la costa atlántica de Estados Unidos provocando cancelaciones de vuelos, cierre de escuelas y advertencias de funcionarios municipales y estatales para no circular por carretera.

El Servicio Nacional de Meteorología emitió avisos por ventisca para zonas de Pennsylvania, Nueva Jersey, Nueva York, Connecticut, Rhode Island, Massachusetts, Nueva Hampshire, Maine y Vermont, señaló AP.

Se espera que la tormenta deje entre 30 y 60 centímetros de nieve en la zona metropolitana de Nueva York con rachas de viento de 88 kilómetros por hora.

La tormenta conlleva un ”riesgo mortal”, dijo la oficina del servicio meteorológico próxima a Philadelphia pidiendo a la gente que se ponga a salvo. Hay alertas por posibles inundaciones costeras desde Massachusetts a Delaware.

Según el cibersitio del servicio de rastreo FlightAware.com, más de 5.000 vuelos previstos para el martes fueron cancelados. Amtrak también canceló y modificó el servicio en el corredor noreste. En la ciudad de Nueva York, el servicio en la parte del metro que circula sobre la superficie quedó suspendido.

En Washington, la Oficina de Administración de Personal del Gobierno federal anunció una demora de tres horas en la llegada de empleados no esenciales en emergencias en oficinas federales, con opción de tomar una ausencia no programada o trabajar desde casa.

En Massachusetts, donde se prevén entre 30 y 45 centímetros de nieve, el gobernador, Charlie Baker, animó a los conductores a no salir a la carretera y tomar el transporte público solo cuando sea absolutamente necesario.

Las escuelas de la Ciudad de Nueva York, Philadelphia, Boston y otras zonas estarán cerradas el martes.

El gobernador de Maryland, Larry Hogan, declaró el estado de emergencia y pidió a los residentes que no se dejen llevar por la falsa sensación de seguridad causada por el suave invierno.

Se espera que la mayor nevada comience el martes por la mañana y se alargue hasta la tarde, con entre cinco y 10 centímetros por hora.

El gobernador del estado de Nueva York Andrew Cuomo declaró un estado de emergencia para todo el estado y pidió a los empleados públicos no esenciales quedarse en casa.

Se suspendieron las clases en la ciudad de Nueva York además de Philadelphia, Boston y otras localidades.

La tormenta tomó por sorpresa a muchos ciudadanos ya que febrero fue un mes bastante leve.

”Ahora como que los inviernos son al revés: enero y febrero son templados y marzo y abril son difíciles”, comentó Bob Clifford, quien salió temprano a la mañana a comprar comida en Altamont, cerca de Albany, en el estado de Nueva York. Para ese momento ya habían caído 12 centímetros de nieve.

Nueva York con un impacto menor al esperado

Una drástica reducción del tráfico y el intenso trabajo de los quitanieves marcaban hoy en Nueva York el inicio de la peor tormenta de la temporada invernal que, sin embargo, estaba teniendo un impacto menor al esperado.

En el centro de Manhattan las calles estaban casi vacías este martes, con apenas tráfico y las aceras llenas de nieve, que comenzó a caer esta madrugada tanto en la ciudad, la más poblada de Estados Unidos, como en el resto del noreste del país, señaló Efe.

Al trabajo de las máquinas quitanieves se unía el de muchas personas que estaban intentando habilitar las aceras de sus edificios, en medio de una nevada intensa y vientos algo menos fuertes de los previstos inicialmente.

Las autoridades decidieron cancelar la alerta meteorológica por la tormenta de nieve que regía en la ciudad de Nueva York, pero se mantiene en efecto al norte y al oeste de la ciudad.

Se mantiene en servicio el metro suburbano de Nueva York, que traslada a diario a seis millones de personas, aunque no funciona en los tramos al aire libre, e igualmente opera el servicio de autobuses urbanos.

No obstante, Cuomo anunció que si las condiciones empeoran, el servicio de autobuses en la ciudad de Nueva York quedará suspendido.

También anunció que el tren que conecta a Manhattan con los suburbios del norte de la ciudad quedará interrumpido a mediodía.

Se mantiene la alerta de inundaciones en partes del vecino estado de Nueva Jersey y en los distritos neoyorquinos de Queens y Staten Island.

El Servicio Meteorológico rebajó hoy la previsión de la nieve que se espera en la ciudad de Nueva York este martes desde los 20 centímetros iniciales hasta la mitad, aunque en los suburbios del norte de la ciudad y en los estados vecinos puede llegar hasta los 61 centímetros.

Se trata de una nueva revisión a la baja, porque inicialmente se había anunciado que en la ciudad caerían cerca de medio metro de nieve.

Todas las escuelas públicas en las ciudades de Nueva York y en Boston están cerradas, y el Gobierno del estado de Nueva York ha pedido que no vaya a trabajar el personal que no sea estrictamente necesario.