Autoridades determinaron que es una pizzería y no un Banesco lo que funciona en Tocuyito

4126

Funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en conjunto con efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y representantes del Ministerio de Servicios Penitenciario, realizaron una inspección en un local ubicado en el interior del Internado Judicial de Carabobo, conocido como penal de Tocuyito, luego de que en redes sociales circulara unas denuncias del supuesto funcionamiento de una agencia bancaria en el lugar.

Durante la inspección, los funcionarios en compañía de las autoridades del centro judicial, corroboraron que en el lugar funciona una pizzería, que lleva el nombre de un reconocido banco comercial y en dónde un grupo de internos que cursan estudios de gastronomía, realizan sus prácticas en materia culinaria.

Una fuente confirmó en exclusiva a Notitarde, que en el lugar los funcionarios del Sebin, recorrieron las instalaciones del mencionado local, donde se corroboró que solo existen dos hornos donde los privados de libertad cocinan los alimentos como pizza y pan que aprendieron a preparar mediante los cursos de cocinas recibidos durante el cumplimiento de su pena.

Se conoció que el lugar fue bautizado con el nombre de un banco comercial por parte del grupo de internos quiénes de manera creativa crearon tipos de pizzas relacionados con los diferentes productos financieros ofrecidos por la institución financiera.

Luego de la inspección y de determinar que se trataba de una pizzería y no de un banco, los funcionarios retiraron los logotipos de la institución financiera y levantaron un informe, trascendió que este local tenía varias semanas sin funcionar debido a la dificultad para conseguir la materia prima cómo la harina.

El penal de Tocuyito en la actualidad tiene una población reclusa de 8 mil personas aproximadamente y en los últimos meses mediante redes sociales se han realizado varias denuncias de supuestas irregularidades que está la fecha no han sido ni confirmadas ni negadas por autoridad alguna.

De los 33 penales existentes en el país, el de Tocuyito ha sido uno de los más tranquilos en los últimos años, desde hace más de tres años que en lugar no se registran ni motines ni riñas colectivas, el último hecho violento fue registrado el pasado mes de enero cuando dos reclusos presuntamente involucrados en el secuestro del hijo del básquetbolista Juan Manaure, que según versiones extraoficiales, estos asesinatos se habrían ejecutado en rechazo del homicidio del hijo del deportista.