Imagen de referencia.

La Fiscalía venezolana pidió este jueves 18 de mayo medidas especiales para proteger a los reporteros que cubren las protestas contra el presidente Nicolás Maduro, ante denuncias de agresiones por parte de militares, policías y manifestantes.

El Ministerio Público “solicitó medida de protección para periodistas durante la cobertura de las manifestaciones”, según publicó en su cuenta de Twitter, reseñó la agencia AFP.

Los tribunales de justicia deberán ahora aprobar dichas medidas y “garantizar su aplicación” por parte de los organismos de seguridad, explicó la Fiscalía, que acogió así un pedido del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP).

Este gremio ha documentado 128 ataques contra equipos de los medios de comunicación durante las protestas, que han degenerado en disturbios con saldo de 43 muertos y cientos de heridos y detenidos desde el 1 de abril.

Según el SNTP, casi una treintena de esas agresiones fueron cometidas por manifestantes, mientras que 22 periodistas han sido detenidos. La cifra de ataques en 2017 asciende a más de 200, precisa.

Para el secretario general del SNTP, Marco Ruiz, las agresiones constituyen “una vulneración del derecho a la información”.

“Aunque en la gran mayoría de los casos las agresiones provienen de los cuerpos de seguridad, no podemos dejar de denunciar hechos cometidos por los ciudadanos (…) que ven a los periodistas y demás trabajadores de la prensa como parte del conflicto”, dijo Ruiz en una reciente reunión con dirigentes opositores.

Algunos manifestantes contrarios al gobierno acusan a medios locales de silenciar sus movilizaciones contra Maduro, situación que el SNTP denuncia como producto de “un régimen de censura y autocensura” impuesto por el gobierno socialista.

Un equipo de reporteros de la televisora privada Globovisión llegó a ser rociado con gasolina por encapuchados durante una concentración y amenazado con ser quemado.