Canciller Delcy Rodríguez: tomaremos acciones frente a agresiones contra magistrados del TSJ
Canciller Delcy Rodríguez: tomaremos acciones frente a agresiones contra magistrados del TSJ

Caracas.- La canciller de la República, Delcy Rodríguez, informó este viernes que Venezuela tomará acciones frente a agresiones contra magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

“Venezuela no reconoce medidas unilaterales extraterritoriales, en el territorio nacional rigen las leyes de la República (…) nosotros repudiamos y desconocemos la pretensión de estas sanciones y menos aún contra un poder público como es el Poder Judicial en Venezuela. Nosotros vamos a tomar acciones diplomáticas frente a estos funcionarios que han sido víctimas de acciones imperiales”, afirmó.

Con respecto a que Estados Unidos no lograra que el tema de la situación en Venezuela se sometiera a análisis en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la ministra indicó que “fue una maniobra publicitaria para reforzar el papel de uno de sus empleados más ineptos, como Luis Almagro“.

“Era solamente una maniobra para hacer ver que Venezuela formaba parte de la temática del Consejo de Seguridad y la respuesta de los países en esa jornada fue decir Venezuela no representa un problema a la paz y a la estabilidad internacional”, indicó Rodríguez.

Asimismo destacó que nuevamente “Estados Unidos salió derrotado en sus agresiones contra Venezuela”.

¿Cuál es el alcance de las sanciones?

Las sanciones fueron impuestas de conformidad con la orden ejecutiva 13.692 del 8 de marzo de 2015. La designación de los ocho magistrados como personas sancionadas tiene dos consecuencias:

En primer lugar, el congelamiento de cualquier activo, propiedad y/o cuenta bancaria de estas personas que se encuentre bajo la jurisdicción de Estados Unidos, lo que se podría hacer extensivo a cuentas bancarias denominadas en dólares estadounidenses en bancos fuera de Estados Unidos. Este congelamiento de activos supone una prohibición de que cualquiera de esos activos sea transferido. Adicionalmente prohíbe que cualquier ciudadano o empresa estadounidense pueda sostener algún tipo de transacción comercial con las personas sancionadas.

En segundo lugar, se prevé que la persona sancionada no pueda ingresar a Estados Unidos, a menos que tenga la nacionalidad estadounidense o que el Secretario de Estado determine que su entrada está “en el interés nacional de Estados Unidos”. En consecuencia, si alguno de los magistrados tenía una visa vigente para ingresar a suelo estadounidense, la misma ha quedado revocada.

Por otro lado, cabe destacar que las personas sancionadas podrían ingresar a Estados Unidos si van a trasladarse en cumplimiento de alguna función oficial en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, pero únicamente para ir desde el aeropuerto a la sede de la ONU y luego salir. (Mariano de Alba)