HACE 48 AÑOS la mañana tachirense lució diferente. Ese 23 de diciembre de 1968 salía a la calle uno de los matutinos más esperados: Diario de La Nación para entonces, el primero en tamaño estándar, el primero impreso bajo el sistema offset en la provincia venezolana, el primero en contar con servicios de agencias informativas internacionales, y muy pronto el primero en circulación y cobertura en el área del suroccidente andino…SUS FUNDADORES, don Arquímedes Cortés, José Rafael Cortés, su editor general; Natale Rafaelli,  empresario italiano, y doña Gloria Niño de Cortés, su gerente general; José Mardonio González, su primer director, vieron entusiasmados cómo se lanzaba el primer ejemplar del periódico, que ha alcanzado prestigio, prestancia y respeto a nivel nacional, por donde han pasado decenas de periodistas y reporteros gráficos que tuvieron como escuela su formación profesional en esta casa editora…CON ELLA, quien esto escribe, mantiene una relación al año y medio de su salida a la calle, cuando acababa de conquistar su primer Premio Nacional de Periodismo en 1970, repetido en 1984, y quien recibió del editor jefe la recomendación de confeccionar un diario veraz en la noticia, objetivo en sus notas, imparcial en su contenido, y por sobre todo en defensa de las necesidades de los barrios y de los más necesitados…“YA SABE, un tirito al gobierno y otro a la oposición”, me señalaba coloquialmente, para reafirmar que quería que se multiplicaran los lectores del 8 de Diciembre, del 23 de Enero, de la Cuesta del Trapiche, pues a los estratos D y E es que quería dirigir su esfuerzo…COMO JEFE de Redacción primero y director transitorio después, tratamos de cumplir tal cometido, que ha continuado a lo largo de la existencia del rotativo, que ha tenido sus salidas estelares con campañas que han dejado huella en el historial tachirense, con el envío al exterior de corresponsales propios, de contar hasta con cuatro cuerpos en su entrega de cada mañana y con una circulación que abarcaba, además del Táchira, a Mérida, Barinas, zona sur del Lago, Cúcuta y el centro de Caracas…PARA ESA ÉPOCA no había crisis de papel ni de otros insumos. De su venta vivían centenares de pregoneros y de quiosqueros, por lo que cada vez se hacía más fácil la confección y entrega del medio que se ha convertido en patrimonio de los tachirenses y actualmente en el único para toda la geografía regional…DIARIO LA NACIÓN sigue escribiendo sobre el acontecer diario, con la más alta tecnología, y con la misma fe y constancia impuesta por sus pioneros, cuya obra quedará escrita por los siglos de los siglos, si Dios quiere. Desde estas líneas, deseamos a nuestros consecuentes lectores una muy feliz Navidad en la armonía familiar y con las miras puestas en el futuro.

…….

Y ESTO, es todo por hoy

……..

MENTIRAS  Universales:

“Cómo pasa el tiempo”

…….

DIOS los bendiga…¿Saben?

VÍCTOR MATOS