YA ESTAMOS  entrando al manicomio de la economía en el país, con aumentos de sueldos y salarios y cesta-ticket en un promedio bimensual y que suma a la fecha el 536 % anualizado, lo que reafirma la carrera indetenible de una locomotora que a todo vapor enfila su velocidad hacia una hiperinflación, ahora sí de pronóstico reservado…Y DE LA PRÁCTICA de esta “locademia” económica, no nos salvará nadie, pues llegará el momento en que los decretos de aumentos salariales se harán mensuales y hasta quincenales, como los sufridos en la década de los 80 por las vecinos del sur, como Argentina, en donde las tiendas contaban con un maquinita para “sincerar” las alzas cada dos horas, o en Perú, en donde apenas se cobraba el sueldo, se salía en carrera a comprar cualquier divisa extranjera, sobre todo el dólar, para poder respaldar su capacidad adquisitiva…YA SE ESTÁ  pensando en la ola de despidos de secretarias, vendedores, vigilantes, pues al no haber posibilidad de compra, tampoco la hay en el sostén de personal, rueda de molino que nos triturará lenta pero eficazmente, como si entráramos al trapiche para terminar en el bagazo de la pobreza…ESTA CRISIS jamás tendrá solución con los compulsivos aumentos de sueldos, sino con el análisis estructural del sistema económico que impera, y que cuando empiecen a circular los billetes de 10 mil y 20 mil bolívares, será la aceptación de la catástrofe y del fracaso del “bolívar fuerte”, de apenas hace 8 años, cuando se borraron tres ceros de la derecha y nos convertimos en política monetaria, en tres ceros a la izquierda…LA INFLACIÓN empieza como un acto de locura, hasta terminar en una vorágine demencial sin control, hasta que alguien, con la sensatez por delante, empiece por sacrificar a la sociedad, en un principio, y contener su arremetida para salir de ella lo antes posible, antes que acabe con nuestro modo de vida…LOS ARTÍCULOS de primera necesidad ya están subiendo al doble de lo que costaban, y si el aumento salarial es del 50 %, estos van por más del 100 %, y así seguirán, hasta que no haya forma ni manera de curar el embrollo en el que estamos metidos…AHORA EL SUELDO  mínimo, con el cesta-ticket, garantiza un ingreso de 104.358 bolívares, frente a un pollo en más de 3 mil el kilo o de la carne por los 7 mil, el aceite en 4 mil, y así en adelante, por lo que no alcanzará ni para una quincena, y si el cuadro familiar sobrepasa las cinco personas, no habrá cómo abastecerse de comida los 30 días del mes, por más milagros que quiera hacer el ama de casa y que pretenda extender su capacidad de compra, y si a esto le sumamos la educación de los hijos, el cuidado de la salud y la necesaria distracción, estamos castigados a ser cada vez más pobres cada día que nos levantamos.

……..

Y ESTO, es todo por hoy

……..

MENTIRAS  universales:

“Empezamos económicamente muy bien el año”

……..

DIOS los bendiga…¿Saben?

VÍCTOR MATOS