ALGUNOS SE PREGUNTAN qué hubiese sido de Venezuela de haberse aplicado desde 1989 las políticas económicas que quiso aplicar, recién llegado a la segunda Presidencia de la República, Carlos Andrés Pérez, en donde se dio un vuelco tan inesperado que originó el llamado “Caracazo” y que promovió decenas de muertes en la capital, lo que obligó a suspender los derechos constitucionales y arremeter contra los vecinos de algunas zonas de Caracas…PARA UNOS, estas políticas eran necesarias y que, de haberse entendido e implementado, hoy en día el país sería el de mayor desarrollo en América Latina, y para otros, la imposición del neoliberalismo más cruel que hundiría las esperanzas de las clases más necesitadas…TALES MEDIDAS fueron puestas en marcha por un equipo de jóvenes egresados de las nuevas líneas del capitalismo en los Estados Unidos y que en Chile se les conocía como “los Chicago Boys”, que enmendaron durante la dictadura de Augusto Pinochet la plana socialista que dejaba Salvador Allende…ESTOS JÓVENES, que no llegaban a los 40 años, Miguel Rodríguez, Ricardo Haussman y Moisés Naim, estaban convencidos de que si arreglaban las leyes del libre mercado, la prosperidad se iba a notar en menos de una década…RODRÍGUEZ ocupaba el ministerio de Economía y Finanzas, Haussman el de Planificación y Naim el de Fomento, que luego del desastre social, que a la postre no solo causó el abandono de respaldo a Acción Democrática y Copei, sino que costó la salida de Carlos Andrés de Miraflores, llevó finalmente a este ensayo conocido como el socialismo del siglo XXI, en donde en lugar de gozar de mayor prosperidad, hundió los sueños y esperanzas de las nuevas generaciones…TAL ES LA CRISIS que estamos pasando, que hasta el Banco Mundial acaba de anunciar que está dispuesto, si así lo solicita el Gobierno, a acudir en auxilio financiero al país, agobiado por la reducción sostenida de sus reservas de divisas, angustiado por una inflación desesperante e inmerso en una escasez de medicinas y alimentos, como jamás se había visto en su historia…PUES BIEN, si se hubiese puesto en práctica ese neoliberalismo económico, a lo mejor estuviésemos mejor que Perú, que actualmente crece como la mejor economía de América Latina, o con un  cuadro de desarrollo, en lugar de la contracción que nos está llevando a la ruina…Y SI A ESTO le sumamos el desbarajuste político, la presión internacional para que se celebren elecciones y se acabe con la persecución a quienes disienten del socialismo del siglo XXI, no comprendemos cómo la dirigencia gubernamental puede conciliar el sueño sin que nadie le espante su reposo.
…….
Y ESTO, es todo por hoy
…….
MENTIRAS  Universales:
“El dinero no da la felicidad”
……..
DIOS los bendiga…¿Saben?
VÍCTOR MATOS