Noche de Ronda

120

DA LA IMPRESIÓN  que un pirómano sigue suelto por el Táchira, provocando el fuego para su delirio mental y convirtiendo en cenizas, de manera selectiva, sedes sobre todo oficiales, en donde de milagro no ha salido siquiera alguna víctima chamuscada por esta acción criminal…RECORDEMOS que la piromanía es un trastorno conductual que fomenta a la provocación de siniestros y que ofrece un delirio de felicidad ante la ignición de objetivos que colman su bienestar personal…PERO RESULTA que el o los autores de la propagación de estos actos siguen sin castigo y continúan en las sombras, por lo que se alimenta la sospecha que a lo mejor estarían dirigidos por diabólicas mentalidades interesadas en apagar fechorías por intermedio de la candela…HAGAMOS memoria con lo sucedido hace años en el octavo piso del Centro Cívico, donde funcionaban las oficinas del Consejo Legislativo Estadal y la Contraloría General del Estado, donde el fuego consumió las instalaciones y acabó con los archivos, pero poco o nada se supo de las investigaciones posteriores, mucho menos de la reparación de los daños…PASEMOS  a otro cuento, pues tanto los edificios de la Unefa, como de la Corporación Tachirense de Turismo, Cotatur, fueron pasto de las llamas y tampoco se encontró a los culpables y allí siguen sin recuperar sus estructuras y sin conocerse el resultado de las averiguaciones…Y COMO PARA  cerrar con broche de oro esta serie de incendios, según las autoridades provocados por manos negras, se quema el hermoso edificio de Corpoelec, en la avenida Libertador, sobre todo en los despachos donde reposan sus archivos, y aunque se adelanta que hay ya detenidos, nadie sabe quiénes son y, sobre todo, a quién o a quiénes responden…NI HABLAR en menor cuantía en el caso de la quema de unidades vehiculares de Cantv o de la misma empresa eléctrica, que fueron reducidas a cenizas, sin conocerse detenciones, juicios o sentencias a los autores de estos crímenes…LLAMA LA ATENCIÓN tanto silencio a lo largo del tiempo, pues se anunció la aprobación de presupuestos para la recuperación de las sedes del Centro Cívico, de la Unefa y de Cotatur, que obligó a sus antiguos residentes a mudarse al Palacio de los Leones, al antiguo edificio de Foncafé, a improvisadas oficinas  de radio en Pueblo Nuevo, “mientras tanto”, pero que ya llevan más que un tiempo prudencial…TAMPOCO se conocen los resultados, o si los hay no se han hecho públicos, de las pesquisas del Cuerpo de Bomberos de San Cristóbal, del Cicpc o del Sebin, tras estos ataques que, de continuar en ese silencio, quedarán irremediablemente impunes, si no se le pone el cascabel al gato. Esperemos que pronto haya noticias que nos convenzan.

……..

Y ESTO, es todo por hoy

…….

MENTIRAS  Universales:

……..

“Ya tenemos a los terroristas presos”

…….

DIOS los bendiga…¿Saben?

VÍCTOR MATOS