César Pérez Vivas. (Foto/Omar Hernandez)
César Pérez Vivas. (Foto/Omar Hernandez)

“El pueblo de Venezuela no quiere fusiles, señor Maduro, lo que quiere es libertad. Libertad de trabajo, de comercio, de industria, de manifestación para que la ciudadanía pueda con sus propias capacidades producir los bienes y servicios que su nefasto gobierno le ha negado”. Así lo manifestó César Pérez Vivas, en respuesta a la “intención de armar con fusiles a los milicianos” como lo expresó el presidente Nicolás Maduro en su alocución, este lunes 17 de abril.

Pérez Vivas aseguró que el Presidente la República recurre al terror psicológico y el amedrentamiento para impedir que la sociedad se manifieste: “Utilizando como punta de lanza a la Fuerza Armada Nacional y amenazando a la población con fusiles, intenta detener las protestas de los venezolanos que hoy rechazan las políticas de hambre y violadoras de derechos humanos que adelanta su administración”.

Como un “nuevo derroche millonario de la riqueza nacional” calificó la adquisición de fusiles de guerra para armar a la milicia.

—Pareciera que no le es suficiente con la inmensa cantidad de miles de millones de dólares derrochados en armamento de guerra por el fallecido presidente Hugo Chávez. Se calcula que se gastaron en chatarra militar rusa más de 40.000 millones de dólares, con las que no se resuelve ningún problema del pueblo venezolano— alegó.

Cuestionó que comprar más armas constituye un “despropósito contra un pueblo que padece los rigores de una gestión económica y política desastrosa. Maduro ahora anuncia que va a adquirir más fusiles, mientras  no hay medicinas, no hay comida, la infraestructura asistencial y educativa están derrumbadas y la economía arruinada”.

A su parecer, “un gobierno atemorizado por la presión de calle y las fricciones internas fue lo que se dejó ver este lunes. Maduro se mostró como un gobernante atemorizado, angustiado por el creciente repudio que el pueblo venezolano le tiene. Además al hablar de posibles traiciones pareciera develar la existencia de quiebres al interior de su propia cúpula política y militar”.

—En nombre de la sociedad democrática venezolana y el partido socialcristiano Copei repudiamos la carrera armamentista que Maduro anunció y con la que pretende asustar a la sociedad venezolana que está protestando de manera pacífica, democrática; exigiendo la restitución de los derechos constitucionales que han sido confiscados por la dictadura. (LZ)