José Vicente Sánchez Frank, dirigente de VP
José Vicente Sánchez Frank, dirigente de VP
José Vicente Sánchez Frank, dirigente de VP

José Vicente Sánchez Frank, dirigente de Voluntad Popular y exrector de la UNET, afirmó que basado en lo que sucede en el país y lo que dicen economistas y otros expertos, “es necesario advertir con responsabilidad que se avecina una hambruna, ante la debacle del actual modelo económico y la necedad gubernamental de no modificar variables fundamentales, como la política cambiaria, que pueden apresurar la ocurrencia de este fenómeno en el primer  trimestre del año”.

Advirtió Sánchez Frank que: “Todos los venezolanos estamos comprometidos en apoyar de manera irrestricta la decisión trascendental de la Asamblea Nacional, al decretar con sobradas razones la ausencia absoluta del Presidente, decisión que acompañamos como líderes políticos, junto a los sectores sociales y el sector productivo”.

Destacó el dirigente político que la situación política es tan compleja como la económica, y señaló que: “aunado a la errónea medida de recoger los billetes, se ha acentuado la escasez de alimentos y se presenta una destrucción tal del sector productivo de este rubro. La hambruna, entendida como hambre generalizada, está en puertas”.

“El fenómeno de hambruna es una situación que se da cuando un país no posee suficientes alimentos y recursos para proveer de buena alimentación a la población, elevando la tasa de mortalidad debido al hambre”, indicó.

Como dato estadístico, aportó que: “En el mundo, 16 % del total de las muertes que ocurren diariamente se deben al hambre y la desnutrición, según estudios del proyecto Hambre de las Naciones Unidas,  y el agravante es que las primeras víctimas son los niños, ancianos y enfermos”.

Citó Sánchez Frank una publicación de BBC Mundo, del 21 de abril del año 2016, cuando los niños de una escuela de Fe y Alegría, en Caracas, hacían fila para recibir alimentos en el comedor de la institución, donde su propia directora relata cómo los niños solo reciben pasta con maduros, y antes podían darles granos, carnes y otros alimentos.

También advirtió que las encuestadoras lo reportaron recientemente, como el caso de Datos, que encontró que 92 % dice comprar menos alimentos; Venebarómetro estima que 40 % asegura comer menos de tres veces al día, y Encovi halló que 15 % considera su alimentación monótona o deficiente.

Y ante esta situación, que a su juicio debería ser tratada como una emergencia nacional, “el Presidente respondió con una desenfrenada cadena de aumentos salariales, aislados y descontextualizados, de las verdaderas causas de la crisis, que apuntan a un fenómeno de múltiples variables, pero que descansan fundamentalmente en la falla elemental de no controlar la inflación, no incentivar al aparato productivo, no modificar responsablemente la política cambiaria, sobre todo la unificación cambiaria, con la eliminación del perverso dólar de 10 bolívares”.

— Es irresponsable e indolente este gobierno al no tomar medidas urgentes, honestas y asertivas en estas tres variables, por lo cual está llevando a que en Venezuela, en un lapso muy corto, la hambruna sea el castigo para el pueblo desprotegido. Los análisis de expertos y estudiosos así lo indican, y según la revista Econométrica -una de las más prestigiosas del país-,  la cesta alimentaria, que ya ronda los 450 mil bolívares,  estaría llegando a 1 millón 600 mil bolívares. Además de la Cesta Básica Alimentaria, es de conciencia señalar el deterioro del poder adquisitivo en las mismas dimensiones para los enfermos, los pacientes que no tienen acceso por los altos costos o por no existir inventarios de medicinas y tratamientos -argumentó-.

Todo lo anterior, acentuó, “son  razones para que enfrentemos la realidad y que unidos lleguemos a la  salida de esta crisis, al cambio de actores, para que se dé el necesario cambio de modelo, de sistema.  Es lo necesario y lo urgente”.

— Con responsabilidad y consciencia ciudadana, acatamos la propuesta que plantea Leopoldo López, de asumir este deber para llamar a la participación de todos y así restablecer y defender los derechos que ampara la Constitución. Es el momento, la hora de exigir el derecho a la libertad de los presos políticos y el derecho a elegir a quien nos gobierne, haciendo cumplir el cronograma de elecciones, que debe fijarse ya -recalcó Sánchez Frank-.

“Llegó la hora del cambio, y como líder social, como líder político y sobre todo como tachirense,  invito al pueblo a participar, para volver a tener el país y el  Táchira que nos merecemos, porque sí hay futuro”, aseveró. (LZ)