Diputado Eduardo Marín
Diputado Eduardo Marín
Diputado Eduardo Marín

En opinión del diputado por PJ, Eduardo Marín, “a la par de las nuevas elecciones se debe exigir a la comunidad internacional que apoye a Venezuela con un verdadero canal humanitario que permita ayudar a los más necesitados, hasta que el país tenga las condiciones de responder por sí mismo a los ciudadanos que se ven afectados por la crisis y escasez de medicamentos”.

A su juicio, “no existe una llamada guerra económica, eso es un invento de Maduro y sus corruptos para mantenerse en el poder mientras el pueblo sufre una crisis en el sector salud sin precedentes”,

A propósito de la reapertura de las casas de cambio, la improvisación con el paso en los puentes entre Colombia y Venezuela, el aumento de sueldo y los controles totales en el patrimonio venezolano, el legislador manifestó que: Mientras en países de Latinoamérica la gente celebraba los aumentos de salario mínimo, en Venezuela un incremento de 50% anuncia más crisis”

— Esto es una barbaridad que sigue cobrando vidas, a la par de las elecciones generales debe activarse el canal humanitario para el pueblo porque el desgobierno de Nicolás Maduro no tiene los medios económicos para responder ante la crisis en la salud, y el poco dinero disponible lo utilizará para medio llenar las despensas de los empleados públicos— recalcó Marín.

Repudió el parlamentario “el egoísmo que se mantiene en el ministerio de Salud al conservar en silencio y bajo resguardo las cifras sobre la reaparición de enfermedades y las muertes por causas que se pueden prevenir”.

“Es necesario que miremos al lado y seamos conscientes de que la verdadera crisis empieza en la salud, porque hoy vemos como los hospitales y centros rurales no pueden responder ante afecciones sencillas como una gripe o un dolor de estómago en las poblaciones más vulnerables”, dijo.

“Asamblea tomó decisión ajustada a la Constitución”

También el diputado justiciero opinó que: “Si bien la decisión de la Asamblea Nacional será rechazada por los demás poderes, el Tribunal Supremo de Justicia no tiene argumentos válidos para cercenar al Parlamento, pero sabemos que lo harán, así que el pueblo y el mundo corrobora que en Venezuela vivimos en dictadura”.

Marín ratificó el compromiso de Primero Justicia de “mantenerse del lado de los tachirenses que sienten el peso de la crisis económica en Venezuela” y afirmó que: “Vivimos en la misma tierra y por eso es que seguiremos al pie de lucha desde el parlamento para seguir desenmascarando al régimen”. (LZ)