El bloque de parlamentarios de la revolución repudió actos violentos, desde las afueras del Palacio Legislativo. (Foto/Jorge Castellanos)
El bloque de parlamentarios de la revolución repudió actos violentos, desde las afueras del Palacio Legislativo. (Foto/Jorge Castellanos)

La fracción revolucionaria  del Consejo Legislativo del estado Táchira repudió contundentemente las acciones violentas que se generaron en la entidad este 19 de abril, y lamentó profundamente el fallecimiento de la joven Paola Ramírez, al tiempo que se solidarizó con los más de cuarenta funcionarios policiales heridos en las manifestaciones “violentas convocadas por la derecha y de la cual tendrán que responsabilizarse”.

En la vocería de la diputada Nellyver Lugo, los legisladores deploraron el ataque del que fueron objeto varios funcionarios policiales que resultaron lesionados y heridos, “producto de una violencia desmedida que se suscitó durante una marcha “pacifica” hacia la Defensoría del Pueblo”.

“Denunciamos a esas personas que alegando el derecho a la manifestación quieren esconder sus verdaderas pretensiones de llenar al Táchira de un clima de violencia, el cual le ha tocado al tachirense tener que observar en diferentes episodios”, subrayó.

— Esos  convocantes están claramente registrados en los diferentes medios de comunicación  y en las redes sociales. Hacemos responsables intelectuales y muchos materiales de estos hechos a esas personas que convocaron a una manifestación que terminó en la muerte, lamentablemente, de una joven tachirense, además de  2 personas heridas que estaban tratando de despejar las vías para que pudiera garantizarse el derecho al libre tránsito— afirmó Lugo.

“Como lo comentaba la diputada Zoraida Parra, «no hay un camino tan empedrado como pudimos observar  la Quinta y la Séptima avenidas de San Cristóbal este 19 de abril», y ese es el reflejo de lo que representa ese grupo de la oposición que ha venido en las últimas tres semanas llamando a incendiar al país”, aseveró Lugo.

Asimismo, recalcó que: “Rechazamos categóricamente la criminalización de que han sido objeto un grupo de hombres y mujeres trabajadores que por tener quizás una moto como vehículo o transporte han sido atacados en las últimas semanas”. (LZ)