Diputado Omar Hernández.
Diputado Omar Hernández.

“Respaldamos la implementación del Plan Zamora, desplegado en su fase II en el estado, con 2 mil funcionarios de la GNB y 600 tropas de operaciones especiales, como medida ante los niveles de terrorismo de la derecha, que pone en riesgo la vida del pueblo, plan este que busca garantizar la paz, derrotar el golpe continuado y su escalada violenta, que pretende desestabilizar la patria y justificar una intervención imperialista”, dijo el legislador Omar Hernández.

Denunció al “Plantón” como un plan de saqueo para afectar la distribución de comida, que avala el asalto a mano armada para el robo de mercancías, en galpones de alimentos, supermercados y panaderías, con armas de fuego, para desabastecer  al pueblo, “coordinado por Laidy Gómez, Juan Requesens y bandas de VP, financiadas con recursos de la alcaldía del municipio San Cristóbal”.

El diputado Omar Hernández, en la vocería del Bloque de la Patria, rechazó y condenó la conducta  irresponsable de los diputados Gustavo Delgado y su suplente, Juan Carlos Palencia, al pretender criminalizar al IUT, “porque allí se hizo un foro sobre la Constituyente, donde estaban profesores, estudiantes, periodistas y comunidades vecinas. Le exhortamos a dejar la mitomanía dañina en contra de instituciones como el IUT, que durante 45 años ha venido formando a profesionales que están sirviéndole al mundo; no siga satanizando a los estudiantes”, destacó.

Hernández condenó contundentemente los asesinatos ejecutados en los municipios Guásimos y Capacho Nuevo, justamente donde sus alcaldes opositores, Jorge Galiano y William Galaviz, contratan y pagan a narcos paramilitares para mantener en vilo a la población; estas acciones terroristas perpetradas por delincuentes a sueldo, contratados por la derecha fascista, vienen atacando comandos policiales y puestos militares,  “mientras  los burgomaestres de San Cristóbal, Capacho Nuevo, Cárdenas, Guásimos y Torbes permanecen silentes ante el terrorismo, causante de destrucción y muerte, porque precisamente forman parte de la intelectualidad criminal”. (AM)