Rodríguez Torres considera que hay que tomar medidas “urgentes” por situación del país

1147

El mayor general retirado y exministro de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, afirmó este viernes que se deben tomar medidas económicas urgentes para sortear la emergencia generada en el país.

Rodríguez Torres consideró que la crisis actual tiene unas vertientes “muy duras” como son la inseguridad y la economía, dijo en entrevista para Unión Radio.

Dijo que se debe incentivar la producción nacional, “hay que dejar de ver al empresario como un enemigo”.

Aseguró que la decisión de levantar el control cambiario es del gobierno, “no del imperio ni de los empresarios, el control cambiario trae corrupción, el gobierno tiene una altísima responsabilidad sobre esto”.

Abogó por la realización de auditorías a los casos más sonados de corrupción. En cuanto al tema de la asignación de divisas para la compra de alimentos, opinó que no se pueden seguir negociando en una oficina, “sino en una bolsa alimentaria de manera abierta ante la opinión pública para evitar la especulación y las comisiones”.

Recomendó al presidente, Nicolás Maduro, que ordene a los gobernadores a “salir de las oficinas y la burbujas” y escuchen los problemas de la gente. Admitió que desde que salió del cargo de ministro de Interior no ha tenido comunicación con el presidente, Nicolás Maduro.

”Si le pudiese decir algo, toma la medidas que tenga que tomar, asuma la crudeza de la crisis”.

Afirmó que la profunda crisis económica que vive el país se acentúa con el vacío de liderazgo que, a su juicio, existe tanto en factores del gobierno como de la oposición.

Rodríguez Torres analizó la crisis desde cinco dimensiones: espiritual, política, económica, social y ambiental, pero le agrega “una crisis de liderazgo profunda en ambos sectores, hay un vacío de liderazgo en el país producto de haber interpretado mal la política del país”.

Expresó que mientras hay una lucha por el poder permanente, el pueblo es el que sufre buscando medicinas y alimentos, “esa situación se hace cada día más insostenible”.

Reconoció que está haciendo trabajo político en el país, con un ”equipo de amigos, compañeros de lucha con el que estamos recorriendo varias partes del país, conversando con la gente, escuchando las propuestas y críticas de todos los sectores del país, tratando de estructurar un movimiento muy amplio que le presente al país propuestas para salir de la crisis”.

Rodríguez Torres enfatizó en la gravedad de la crisis del país, de allí que considere que las soluciones no pueden venir desde una parcialidad. ”Este país tiene que reconciliarse y tiene que haber unidad nacional”.

Al ser preguntado si tiene aspiraciones presidenciales, respondió que “no es un tema de debate ahorita, la gente está pendiente de sus medicinas”.

Defendió el derecho de los venezolanos a votar. ”Las elecciones tienen que ir porque el pueblo tiene el derecho de elegir su destino, cuando me reúno con la gente, los mismos chavistas piden elecciones”.

Criticó las demoras en la realización de elecciones, “si se pierde las elecciones toca ir a la oposición y reflexionar por que se perdieron, es lo que tocaba hacer cuando se perdió la Asamblea Nacional, pero no obstaculizar los procesos hasta que sea favorable, eso es absurdo”.

Ante los calificativos de traidor que desde sectores del propio gobierno han emitido en su contra, Rodríguez Torres aseguró que no le teme a las retaliaciones. ”Hasta donde yo sé en este país no está prohibido ser político”.

En cuanto a una supuesta orden de detención, comentó que “se trató de rumores del comandante tuiter que sueltan rumores interesados, pero no tengo información que exista una orden de captura en mi contra”.

Como exministro de Interior, recalcó que la situación de seguridad sigue siendo la peor crisis que vive los venezolanos.

A su juicio los planes no han funcionado porque no solo con allanamientos se resuelve un problema que tiene múltiples causas sociales.

”Si no hay una política de Estado que se haga ley, esto no se va a resolver nunca y vamos a pasar la vida entera de plan en plan”, afirmó.

Dijo que le hubiese gustado una mesa de diálogo amplia con expertos de seguridad para revisar los planes que existen y unificarla en una ley, “eso sería un resultado del diálogo entre el gobierno y la oposición”.