Instituciones privadas se mantuvieron de puertas abiertas, pese a que la mayoría de estudiantes no asistió. (Foto/Jorge Castellanos)
Instituciones privadas se mantuvieron de puertas abiertas, pese a que la mayoría de estudiantes no asistió. (Foto/Jorge Castellanos)
En algunas escuelas decidieron suspender las clases debido a la ausencia del personal y los niños. (Foto/Jorge Castellanos)

Aun cuando las actividades escolares no fueron suspendidas este jueves 20 de abril, muchos padres y representantes decidieron no llevar a sus hijos a clases debido a los hechos de violencia suscitados el día anterior en San Cristóbal. De allí que las instituciones abrieron sus puertas, pero la asistencia de estudiantes fue prácticamente nula.

La situación se pudo constatar en recorrido efectuado por la ciudad, donde se observaron algunos colegios con asistencia del personal, pero no así de los estudiantes; en otros llegaron uno o dos escolares, pero no hubo presencia de docentes y los niños fueron devueltos a sus hogares.

En las escuelas municipales, como la Luisa Cáceres de Arismendi ubicada en Pueblo Nuevo, un aviso pegado en la puerta informaba que habían sido suspendidas las actividades este jueves debido a la paralización del transporte público.

Andiep: “Nos mantuvimos de puertas abiertas”

El presidente de la Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados (Andiep) seccional Táchira, Guerrino Guariento, informó que las instituciones afiliadas a la asociación se mantuvieron de puertas abiertas aunque hubo inasistencia casi absoluta por parte de los estudiantes.

—La asistencia de estudiantes prácticamente fue de cero, los docentes y el personal administrativo y obrero hicieron un esfuerzo por llegar a las instituciones. El personal cumplió, y hemos informado al supervisor de cada colegio afiliado, se sacaron fotos del frente y aulas, algunos tenían obstáculos en la vía, de manera que con reporte grafico se constató la situación de cada institución—.

Aclaró que las clases no fueron suspendidas, tal como emitió en un comunicado la Cámara Venezolana de la Educación Privada (Cavep).

—Esa es una asociación particular privada, y ellos se tomaron el abuso de llamarse “cámara”. No tiene nada que ver con la Andiep y no puede tomarse atribuciones que no le competen, porque nos compromete a la educación privada. Nosotros acatamos simplemente las disposiciones que mande el Ministerio de Educación, único ente que puede suspender actividades escolares—.

Además dijo que están sujetos a la Lopna, y no pueden quitar a los niños y adolescentes su derecho a la educación: “Los únicos que deciden si van a enviar o no a su hijos a las instituciones son los padres, quienes alegaron razones de seguridad para no enviar a sus representados a clases”.

Mariana Contreras