Los fieles católicos del Táchira, por Corpus Christi, hicieron procesión con el Santísimo para rogar por la paz en Venezuela.
Los fieles católicos del Táchira, por Corpus Christi, hicieron procesión con el Santísimo para rogar por la paz en Venezuela.

Los católicos del Táchira celebraron el Cuerpo y Sangre de Jesucristo o Corpus Christi, por la paz del país, y acudieron a las iglesias a adorar el Santísimo Sacramento.
En diferentes parroquias eclesiales, como la de Puente Real,donde es párroco el padre Joel Javier Escalante, la comunidad asistió una vez más, como es costumbre en esta zona popular, a la solemnidad de Corpus Cristi, este domingo.
De cómo es la ceremonia, fieles informaron que la procesión salió al terminar la misa de las once, presidida por el crucífero y la banda marcial.
El Santísimo fue llevado bajo paleo a cada una de las ermitas revestidas para la solemnidad de Corpus Cristi, con el incienso con aroma de rosas y honores al Santísimo, con la banda “Joaquín Crespo”, del Fuerte Murachí, donde hubo plegarias por la paz y la reconciliación, que fue el tema en el que insistió el sacerdote Escalante en cada uno de los altares.
De allí que al ritmo de los salmistas, el pueblo fue cantando y proclamando la paz como norma de vida para un verdadero cristiano.
De igual manera, en la homilía el párroco insistió en que “el cristiano no debe ser parte de la violencia, pues el hecho de ser cristiano no da lugar al odio y a la violencia”, por cuanto “quien come el cuerpo de Cristo y bebe la sangre de Cristo, sería un antiscristi si no se convierte en constructor y proclamador de la paz que Cristo nos ofrece”.
El padre Escalante insistió en que “no es la paz que da al mundo como fruto de la guerra y la violencia, la paz que da Cristo brota de la experiencia íntima con Cristo. Viene de adentro. Primero hay que estar en paz con uno mismo”. De igual manera, indicó que la paz se construye desde el servicio”.
Maribel Rosas, una laica comprometida de la parroquia Divino Redentor, del grupo de Lectores o proclamadores de la palabra, aseguró que la procesión con el Santísimo fue hermosísima, el párroco, el padre José Iván Jaimes Roa, presidió la misa y procesión. Hubo cantos y oración y se hicieron las paradas en los cinco altares que se instalaron, según las llagas de Cristo; de esa manera recorrimos toda la Unidad Vecinal, bajamos por la urbanización Los Criollitos, específicamente rogamos por la paz en Venezuela, la justicia, la verdad, los jóvenes fallecidos en los días de protestas”.
La finalidad del Corpus Christi es proclamar y aumentar la fe de los católicos en la presencia real de Jesucristo en el Santísimo Sacramento.
De allí que con motivo de la solemnidad del Corpus Christi, la Diócesis de San Cristóbal realizó en todas las parroquias cuarenta horas extraordinarias de adoración al Santísimo Sacramento “como parte de la acción pastoral para afrontar, acompañar y orientar en la actual crisis del país”, por lo que la temática de la oración estuvo enfocada en la reconciliación, la construcción de la paz y la defensa de la vida.

Marina Sandoval Villamizar