Cerrada por tercer día la sede administrativa del ayuntamiento

1819
Los trabajadores afirman que, hasta no recibir su pago, no cesarán sus protestas. (Foto/ Jorge Castellanos)

Ayuda al presidente Nicolás Maduro, para solucionar el conflicto laboral, pidieron los trabajadores, obreros y empleados de la alcaldía del municipio San Cristóbal, así como los dependientes de la Contraloría Municipal y del Concejo capitalino.

Por tercer día consecutivo (desde el viernes), los trabajadores asumieron la actitud de protesta, cerrando en su totalidad toda el área administrativa, evitando incluso que se pagaran impuestos, alegando que el dinero que entra la alcaldesa lo está utilizando para pagarles a contratistas.

Toda la mañana, con pitos, cacerolas, potes y una enorme bandera nacional colocada en la fachada de la sala principal de pago de impuestos, los protestantes reclamaron la presencia de las autoridades regionales y de los concejales, pero -hasta horas del mediodía- nadie se hizo presente, por lo que acordaron tomar acciones más radicales, incluyendo la salida a la calle.

Francy Altuve, en representación de los trabajadores contratados, fue la vocera, indicando que solo querían que les pagaran lo que les adeudan y “hoy pedimos al presidente Maduro que se apiade de nosotros, porque la alcaldesa nos abandonó; señor presidente, usted nos envió una plata para pagarnos la deuda, pero por la mala estructuración de las nóminas solo se canceló una parte y el dinero fue devuelto a Caracas; queremos que lo regrese para ver si nos solucionan nuestro problema”.

Altuve afirmó que: “toda nuestra familia está pasando hambre y se lo pedimos, señor presidente, porque aquí en San Cristóbal no tenemos alcaldesa, ella no nos da la cara ni viene para atendernos; por eso, señor presidente, apiádese de nosotros”.
Sostuvo que: “vamos a seguir protestando, cerrando la parte administrativa, porque si ese dinero que pagan en impuestos no es para nosotros, tampoco dejaremos que se lo termine de llevar la alcaldesa”.

Advirtió que ya están amenazando a los trabajadores contratados con que van a ser despedidos, “lo que necesitamos es que nos paguen nuestro dinero, que ya lo hemos trabajado y, además, que nos den nuestros aguinaldos; de no ser así, las jornadas de protesta se mantendrán todos los días”.

Augusto Medina