Representantes de la Asociación de Comerciantes de García de Hevia piden se investiguen los hechos. (Foto/Gustavo Delgado)
Representantes de la Asociación de Comerciantes de García de Hevia piden se investiguen los hechos. (Foto/Gustavo Delgado)
Representantes de la Asociación de Comerciantes de García de Hevia piden se investiguen los hechos. (Foto/Gustavo Delgado)

Los comerciantes de municipio García piden que haya justica luego de las consecuencias dejadas por los hechos de violencia ocurridos el 18 de diciembre en esta población, donde 16 establecimientos comerciales fueron saqueados.

Juan Medina, representante de la Asociación de Comerciantes del municipio García de Hevia, rechazó totalmente lo sucedido: “No apoyamos ni estamos de  acuerdo con estos acontecimientos, donde fueron afectados y saqueados los comerciantes, que son  generadores directos de empleos”, dijo.

No obstante, dejó claro que de los ocho cuerpos de seguridad que hay en el municipio, ninguno estuvo presente en los primeros momentos de los saqueos.

Al referirse a los hechos en sí, precisó que fueron actos vandálicos, terribles, y “ahora lo que se pide es justicia, deben llegar hasta las últimas consecuencias para saber quiénes son los responsables intelectuales  y materiales”.

Advirtió que no se debe buscar culpables donde no los hay, asegurando que “existen grabaciones, videos y fotografías, visibles, tangibles; no fueron encapuchados, tampoco eran horas nocturnas; se puede saber quiénes fueron  los que ocasionaron tantos daños”.

“No queremos que se busquen los culpables en el liderazgo político, porque fue un vandalismo dirigido, y necesitamos que se conozca quiénes son los responsables; para eso hay autoridades, y se pide al gobernador José Gregorio Vielma Mora y al burgomaestre Willington Vivas que se dirijan a la comunidad y expliquen por qué la ausencia de las autoridades en los hechos. Se quiere justicia, que no se encubra la verdad”, expresó.

Más de 30 comercios afectados

Al hacer un balance sobre las pérdidas provocadas por los hechos violentos, Iván Rodríguez, vicepresidente de la asociación del comercio de La Fría,  indicó que no hay todavía datos precisos, pero están convencidos de que son millonarias, “hay más de 30 comercios afectados, instalaciones derribadas,  hubo saqueos, no solo de alimentos sino de todo lo que implica un inmueble, un establecimiento comercial, vehículos, computadoras, incluso enseres personales”.

— ¿Lo que hizo la gente tiene que ver con hambre o es una acción vandálica?

— En un momento podría decirse que se aprovecharon de la circunstancia, entendiendo que es ese momento había una necesidad de comprar alimentos y la ausencia de dinero para comprarlos caldeó los ánimos, pero posteriormente fue vandalismo, porque no había razón para que se llevaran licores, neveras, es decir, comida es comida, pero ya llevarse otros objetos significa vandalismo, subrayó.

Por su parte William Roa, vicepresidente de la Cámara de Comerciantes de García de Hevia, contó que  lo vivido el 17 de diciembre fue protagonizado por jóvenes y adultos, quienes llegaron con la intención de saquear  y un guardia nacional enfrentó al grupo violento y lo  atacaron a piedras, junto con otros policías de tránsito.

“A las 12:30 comenzó el saqueo en La Fría y, dos horas después,  extraña que el jefe de seguridad del estado, Ramón Cabeza, tuiteó que William Roa era el propiciador de estas acciones, pero luego sale el gobernador Vielma Mora   asegurando que está involucrado un  representante de AD”, detalló.

“No aceptamos estos hechos de violencia, pero tampoco que inculpen a los miembros de la cámara de comerciantes por estos eventos”, precisó.

Por otra parte, expresó que no entienden  por qué  la Policía encontró un CPU  de la alcaldía y se lo lleva al burgomaestre de García de Hevia, si estas son pruebas que deben entregarse a la Fiscalía 28ª., donde fue formulada la denuncia por escrito, de allí que creen que el alcalde está ocultando algo.

Advirtió que la gente del comercio todavía no quiere abrir, pues hay la sensación de que aún hay saqueos.