Como parte de las acciones tomadas por la Hidrológica de la Región Suroeste para garantizar el servicio en el municipio Michelena, personal de la Gerencia de Operación y Mantenimiento en compañía del equipo de Relaciones Públicas e Imagen realizaron una visita a la jurisdicción para dar a conocer el trabajo hecho por la institución para normalizar el suministro a través de la estación de bombeo La Blanca, en Guásimos.

Juan Eures Zambrano, presidente encargado de Hidrosuroeste, explicó que ante la preocupación presentada por las comunidades de la zona norte, el Jefe de la zona en compañía del personal de la Gerencia de Relaciones Públicas e imagen y el Gerente encargado de Operación y Mantenimiento, informaron a los habitantes de Michelena los trabajos y las acciones tomadas por la hidrológica para solventar la problemática, además de verificar que efectivamente el suministro de agua potable estuviera llegando a las comunidades afectadas.

“Nos encontramos aquí para explicar la situación presentada el 30 diciembre con respecto a la estación de bombeo La Blanca, en la que debido a fallas eléctricas se produjo una avería en el sistema de arranque de las bombas, por lo que de forma inmediata se procedió a activar 4 unidades cisternas para llevar el servicio de agua potable a las comunidades, en tanto se precisaba en el mercado los repuestos necesarios para su posterior sustitución”, afirmó el ingeniero Arquímedes Uzcateguí, gerente encargado de la Gerencia de Operación y Mantenimiento.

Así mismo expresó que la empresa desde el 30 de diciembre del año pasado, trabajó ininterrumpidamente para lograr regularizar el suministro, el cual está bajo monitoreo constante, a fin de verificar que a todos los sectores afectados llegue el vital líquido.

Por otra parte, el ingeniero Cesar Alvarado, encargado de la zona norte (Michelena, Lobatera y Ayacucho), explicó que conocido el percance con la bomba se procedió a activar 4 unidades cisternas de 10 mil litros, que realizan el llenado en la Planta de Potabilización de la San Juana, en Colón, municipio Ayacucho, para posteriormente ser llevada a los habitantes de Michelena.

“Nosotros aplicamos un plan de contingencia en función de la emergencia presentada, pues en muchos de los talleres con los que trabaja la hidrológica para reparar estructuras y equipos no estaban laborando debido al asueto decembrino, por lo que a primera instancia llevamos el servicio a cuatro sectores de importancia como lo son La Pradera, Santos Michelena, Santa Eduviges parte altas y baja  y el Casco Central”, puntualizó Alvarado.

El gerente encargado de la Gerencia de Operación y Mantenimiento, Arquímedes Uzcateguí, manifestó que puesta en funcionamiento la bomba averiada se irá normalizando progresivamente el suministro en los próximos días.