El mal estado de la vía en la carrera 8 de La Concordia, es un “tormento” para los conductores que circulan por esa zona. (Foto/Omar Hernández)
El mal estado de la vía en la carrera 8 de La Concordia, es un “tormento” para los conductores que circulan por esa zona. (Foto/Omar Hernández)

De manera sostenida y a pasos agigantados, el estado de la vialidad en la carrera 8, en La Concordia, se ha deteriorado, lo que sin lugar a dudas causa serios contratiempos para la movilidad.

Considerada como una vía de tráfico denso, este sector de La Concordia, cerca de la sede de los Colegios de  Periodistas y  Abogados, tiene actualmente un estado deplorable, ya que los huecos son de grandes dimensiones.

Cualquier conductor que circule con su vehículo por este tramo, detrás de las instalaciones de la Pasteurizadora Táchira, debe de estar dispuesto a sufrir contratiempos en los mismos por los enormes huecos que se han extendido a lo largo de  la calzada.

Es común observar en este sitio largas colas de carros, cuyos conductores se quejan del mal estado, pero sobre todo de la negligencia de las autoridades locales, quienes –aseguran- poco hacen para mejorar el estado de las calles en la ciudad.

Como paliativo a la gran cantidad de huecos, personas interesadas en mejorar el estado de la calle optaron por fundir los restos de un techo asfáltico y con ello tapar la gran cantidad de agujeros que en muy pocos meses han ganado terreno y tienen al borde del colapso ese corredor vial.

Pese a que es una vía secundaria, este sector de La Concordia suele ser estratégico, ya que conecta con el barrio El Carmen, zona comercial de la misma Concordia y hacia la parte alta de la Unidad Vecinal.

El mal estado de la vía es similar al de otras zonas de la ciudad, donde los huecos e irregularidades proliferan de manera alarmante, al parecer, bajo la mirada tolerante de las autoridades que tienen la competencia de mantener en buen estado las vías de la ciudad. Pablo Eduardo Rodríguez