Plaza Miranda: el “baño público” más grande de San Cristóbal

839
El busto del “Generalísimo” es testigo de la desidia del lugar. (Foto Tulia Buriticá)
Una “laguna” es el criadero de zancudos que adorna la plaza. (Foto Tulia Buriticá)
Basura, árboles cayendo, pisos levantados y sin luz es el aspecto principal. (Foto Tulia Buriticá)

Pudiera decirse que está ubicada en el corazón de la ciudad. En plena zona residencial y comercial de San Cristóbal. Era el pulmón natural que adornaba la Octava avenida y el lugar predilecto para visitantes de La Concordia. Hoy, la plaza que lleva el nombre del Generalísimo Francisco de Miranda, precursor de la Independencia de América, es el “baño público” más grande con que cuenta el sector.

Totalmente abandonada, muestra evidente de una absoluta desidia gubernamental, con una “laguna” que luce como su principal atracción por el criadero de zancudos que representa; mucha maleza, basura, desperdicios de toda naturaleza, árboles a punto de caer y otros requiriendo poda urgente, pisos levantados, no tiene luz y la vigilancia policial brilla por su ausencia.

Como ya nadie la usa para el descanso o recreación –como anteriormente se hacía en horas del mediodía y las tardes-, los perros y gatos son sus visitantes asiduos, además de que los motorizados han entendido que allí pueden hacer sus necesidades fisiológicas sin contratiempos y sin tener que pagar el servicio de baño a nadie.

En cada momento, se observa cómo algunos motorizados llegan, hacen sus necesidades fisiológicas y se van tranquilamente, sin importar estar a la vista de quienes osan aún pasar por el centro de la plaza, que tiene sólo como testigo del abandono al busto del Generalísimo Francisco de Miranda, rodeado de maleza que por la caída constante de lluvia crece con un verdor único, sin que las autoridades municipales o regionales se hayan dado cuenta del descuido en que han  mantenido la legendaria plaza.

“Sólo se acuerdan

en la feria para cobrar”

Esteban, vecino de La Concordia, dijo que “la plaza Miranda toda la vida ha estado abandonada a pesar de estar en un lugar privilegiado. En la alcaldía se acuerdan de ella sólo en la época de Feria de San Sebastián, donde tienen la oportunidad de cobrar el arrendamiento a los expositores; ni siquiera para esa fecha la arreglan, sólo la alquilan para que allí se vendan baratijas del mes de enero”.

Olga Sepúlveda manifestó: “Da tristeza ver a nuestra querida plaza Miranda en este estado deprimente, dónde sólo observamos basura, malos olores, agua putrefacta, perros y gastos haciendo sus necesidades y en las noches gente fumando marihuana y haciendo toda perversidad; e incluso en el día, uno ve a hombres  haciendo pipí y hasta pupú entre los matorrales”.

Iván Segovia confesó que lo han atracado varias veces, porque allí hay vida en el día sólo en el frente de la plaza, porque están los zapateros, y del otro lado por la línea de taxis; pero en el interior, “eso es tenebroso y oscuro, donde la indiferencia de la gente es el principal factor para que los hampones hagan sus fechorías, porque los policías sólo cuidan del lado donde están los bancos o por el lado del comercio, nunca se dan una pasadita por el interior de la plaza para que vean lo que allí algunos fuman”.

Recreación de los abuelitos

La plaza Miranda -según moradores- era el lugar preferido para una decena de abuelitos que encontraron allí el sitio perfecto para hacer sus actividades recreativas. Pero la “laguna” de agua, la presencia de zancudos, basura, malos olores, perros, gatos y un piso totalmente deteriorado los ahuyentaron, quitándoles la oportunidad de hacer sus ejercicios diarios; y parece que eso tampoco ha importado para quienes tienen la oportunidad de  hacer algo por el antiguo pulmón natural de La Concordia.

“Que hagan el plebiscito aquí”

Isabel Contreras y Domingo Prato expusieron que  la oposición, el domingo, debería hacer el llamado plebiscito  en la plaza Miranda, para que así “puedan darse cuenta que nuestra plaza necesita ayuda de todos, porque ese día seguramente vienen dirigentes políticos, concejales, diputados y la misma alcaldesa puede verificar lo que estamos diciendo, que han abandonado uno de los lugares más connotados de la Ciudad de la cordialidad”.

Carlos Pinto expresó que es el momento para hacerle un llamado respetuoso al doctor Luis Hernández, presidente de Corpotáchira: “Para que así como está adelantando los trabajos de reparación y remodelación de la plaza Bolívar, le pida al gobernador Vielma Mora que le dé una manito a la plaza Miranda, porque por el camino que vamos, dentro de muy poco tiempo se convertirá en el baño público más grande de San Cristóbal”.

Augusto Medina