Plaza Urdaneta de San Cristóbal: un centro de prostitución y delincuencia

2645
Se siguen robando el patrimonio histórico y cultural ante la indiferencia de las autoridades competentes. (Foto: Omar Hernández)
Los usuarios afirman que la plaza se encuentra abandonada. (Foto: Omar Hernández)
Se siguen robando el patrimonio histórico y cultural ante la indiferencia de las autoridades competentes. (Foto: Omar Hernández)

“General, si con dos hombres basta para emancipar la patria, pronto estoy para acompañarlo a usted”, frase de Rafael Urdaneta al Libertador, en 1813, en La Grita; “Usted me hará la justicia de creerme capaz de no tener miedo”, pensamiento de Urdaneta a O’Leary, el ocho de marzo de 1829; “He aquí al hombre, faro de virtudes, bien hacen sus coterráneos en mantenerlo alumbrante con su amo”, del doctor Antonio Alano.

Esos son los únicos pensamientos que quedan en los murales de piedra de la plaza Rafael Urdaneta, nombrada en honor a ese general, prócer de la Independencia, porque le están robando las placas de bronce que contenían los mensajes señalados.

San Cristóbal, a pesar de que tiene diferentes cuerpos de seguridad, está signada por la expoliación de sus sitios que son patrimonio del estado, histórico y cultural.

—¿Se las robaron? Seguro que fue para llevárselas para Cúcuta y venderlas allá, como eso es de bronce, es que se están robando todo lo que es hierro, aluminio, cobre, todo eso que le decimos chatarra, para venderlo allá, donde lo pagan muy bien, por eso es que se están robando los medidores del agua, los comprensores del aire acondicionado. Hace poco en los tribunales aseguraron las ventanas del archivo judicial porque se robaron cosas del aire acondicionado, no sabemos cómo, pero de la azotea de la casa colonial, que es oficina de abogados, se robaron los comprensores –manifestó una usuaria que tampoco sabía del robo de las placas en los murales de esta plaza que está entre las calles 5 y 6 con carreras 2 y 3, frente al Edificio Nacional—, declaró  Luis Ernesto, un trabajador tribunalicio.

¿Cuándo se comenzaron a robar las placas? Nadie lo precisa, lo que sí dicen es que hace alrededor de 20 días, al muro que está del lado de la carrera 2 con calle 6 lo despedazaron en la noche, para poder arrancarlas.

De igual manera, dicen que recientemente funcionarios de la Guardia Nacional detuvieron a los delincuentes que se habían robado unas placas; no obstante, también aseguran que los rateros se escaparon y rescataron una placa de la que tampoco nadie sabe nada.

Falta de conciencia y de autoridad

¿A qué achacan el robo consecutivo de bienes del estado y patrimonio de la ciudad? Algunos piensan que “a la falta de empleo”, pero otros aseguran que “a la falta de conciencia, porque yo trabajé en una empresa que compra chatarra y mi jefe cuando le llevaban la tapa de los contadores y todo eso, no lo aceptaba porque tenía conciencia. Eso lo funden, aquí no tenemos conciencia, se han perdido los valores porque todo está en la formación que se les da a los hijos para que sean hombres de bien en el futuro” –apuntó otra usuaria-.

Los usuarios reiteran la falta de vigilancia. Allí queda el Edificio Nacional, que debe tener vigilancia; pero después que deja de funcionar, sábado y domingo esto queda desierto, solo; no hay  vigilancia de nada, antes pusieron una policía móvil detrás de la plaza y la quitaron.

Como “boca de lobo”

Y es que en otro tema que coinciden los usuarios que fueron contactados sobre el tema, es: “la plaza está abandonada, pero desde hace años”.

La realidad es que el borde de las jardineras está escarchado y le hace falta pintura, algo que no parece digno de unos espacios hermosos que están frente a una institución tan importante como el Poder Judicial; la maleza no está alta y tiene más vegetación que otras plazas de la capital tachirense, pero también tiene árboles secos porque según los usuarios, “solamente el cae agua cuando Diosito la manda”.

Dicen que mucho de lo que sucede en la noche es producto de la falta del alumbrado público, algunos postes los han doblado, no se sabe si para comercializarlos, no tienen bombillas y no se sabe si también le robaron el cable; por allí tampoco se puede caminar con seguridad, pues las baldosas de cemento están levantadas.

Una usuaria pidió que colocaran un aviso de prohibición de botar basura en la plaza, pues allí hay un basurero, y achacó la responsabilidad “a los vecinos de la cuadra y el tapón, porque a los dueños de las casas no les gusta que pongan la basura en su frente ni que la saquen cuando pase el carro, sino que la tiren al parque, nos tiran animales muertos, a veces tenemos que pagar para que los boten y calarnos todo el día esa “pichera”, ¡y dígame cuando hace bastante sol!”.

Algunos usuarios manifestaron que mientras en Europa y otros países incluso de América Latina, cuidan los parques y los sitios históricos de la ciudad, en San Cristóbal “se lo están robando todo bajo la indiferencia de todos”.

Plaza con historia

La plaza Rafael Urdaneta, construida en 1925 con la estatua ecuestre del prócer, se encuentra en la zona histórica de San Cristóbal, donde fue fundada la ciudad en 1561; hasta 1936 era oficialmente la plaza 19 de Diciembre y en ella celebraron hasta 1944 las corridas de toros.

Centro de prostitución y delincuencia

Con relación al punto de seguridad, insistieron en que lo colocaron porque al parecer, el consejo comunal del sector Catedral, hizo “énfasis en la vigilancia porque esto estaba lleno de prostitución, tanto de mujeres como de homosexuales, venta de droga, presencia de indigentes, y todos sin excepción, gente que pasaba por ahí gente que atracaban, a cualquier hora, en el día, en la noche, porque no hay vigilancia”.