Protestan representantes de las municipales por temor a que sus hijos queden sin docentes

558

“Señora alcaldesa, viva usted con el salario de un docente municipal”; “Los docentes municipales exigen pago justo ya”; “No más burla, nuestros hijos también tienen derechos”; “Basta de tanta burla, los docentes municipales exigimos respeto”; señora alcaldesa, cumpla con sus compromisos, salarios justos ya”.

Con pancartas en las que se leían esas aspiraciones, un grupo de padres y representantes de la Unidad Educativa Municipal “Gonzalo Méndez”, de San Cristóbal, protestaron al frente del plantel, en contra de las deudas que, según dijeron, mantiene la alcaldesa, Patricia Gutiérrez de Ceballos, con los docentes, quienes apenas ganan entre cesta-tique y sueldo 80 mil bolívares, aproximadamente, “y no les alcanza siquiera para pagar el pasaje”.

Rocío Patiño, Susana Cárdenas, Víctor Mora, Yelitza Pérez, María Chacón, Coromoto Ramírez, Leonardo Tapias, entre otros, expresaron su preocupación porque los docentes de la Gonzalo Méndez sigan el ejemplo de la Regina Velásquez, en donde han renunciado tres profesionales de la educación.

“Aquí se fue el docente de Computación, ya los niños no ven Computación, y los reparten en otras áreas, y es lo que no queremos; tenemos durante seis años a nuestros hijos en esta escuela y los sueldos y el bono no se los están cancelando a los docentes que los atienden; mire la infraestructura, la Alcaldía tiene meses que no viene, la escuela está a oscuras y así se queda el señor que es vigilante en la noche” -apuntaron-.

Manifestaron que se hacen solidarios con los docentes y el personal docente y administrativo, y pidieron al “Gobierno municipal que haga las gestiones con respecto al pago de los docentes, tienen atrasado más de un año en su pago, y reciben un sueldo miserable”.

Anunciaron que representantes de la escuela, donde estudian alrededor de cien niños, desde el nivel preescolar hasta el sexto grado, se encontraron hoy, a las nueve de la mañana, con otros de las ocho escuelas municipales de San Cristóbal, en la Defensoría del Pueblo, para denunciar la situación.

Por último, hicieron un llamado “a la alcaldesa y a la gobernadora del estado, Laidy Gómez, para que les paguen las deudas y se pongan pendientes con las escuelas municipales: ¿qué pasa con las partidas que envía el Gobierno nacional?, ¿qué respuesta están dando a eso, que no están ganando ni el salario mínimo?”.

Marina Sandoval Villamizar